Torreón, Coahuila

La mayoría de las empresas en México tendrán que esperar hasta 2025 para recuperar los ingresos que tenían a finales de 2019, este es un sexenio totalmente perdido por una crisis interna agravada por el coronavirus, aseveró en esta ciudad Enoch Castellanos, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

A diferencia de otros países, refirió que en México no se combate adecuadamente la pandemia, lo que ha provocado un estancamiento económico, derivado de la caída de empleos y el cierre de empresas.

Es un escenario de preocupación el que se vislumbra para nuestro país, si se toman en cuenta las palabras del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien dijo: “las empresas que tienen que morir que mueran, si no se adaptan al cambio.

Es la frase más neoliberal que se le haya escuchado del primer mandatario de la nación, porque justamente en el capitalismo salvaje se mueren las empresas de menor tamaño y las que menos se puedan adaptar a los cambios de la competencia en un mercado no global.

Sobre la posibilidad de una nueva oleada de contagios de COVID-19, el dirigente de los industriales en el país, dijo que el 56 por ciento de los mexicanos trabajan en la informalidad, sin prestaciones sociales y con bajos salarios, situación que genera la disyuntiva de cuidarse y mantenerse en casa o salir a ganarse el sustento diario.

Resaltó la necesidad de implantar un salario mínimo de subsistencia para la gente que vive en la informalidad, a fin de que pueda permanecer hasta fin de año resguardándose con las medidas de protección.

“Se me hace un cinismo que con cerca de 85 mil muertos que son 85 mil familias que están pasando un luto digamos que somos de los mejores del mundo en el manejo de la pandemia”, manifestó.

Enoch Castellanos explicó que desde antes de la pandemia ya había una caída económica a consecuencia de una embestida de políticas públicas en contra del empresariado, decisiones erróneas y cancelación de proyectos importantes.

Respecto a lo expresado por el Presidente de México, sobre las empresas que tengan que morir que mueran, incluso las de menor tamaño, dijo son las pequeñas y mediana empresas las que proporcionan cerca del 80 de todo el empleo en México, ya sea en la formalidad o en la informalidad.

En su visita a La Laguna, reveló que a consecuencia de la pandemia se perdió un millón de empleos entre el 15 de marzo y el 31 de julio y que solo se han recuperado unos 200 mil, pero es algo cíclico, ya que es en el verano cuando aumentan los puestos de trabajo y disminuyen en los últimos meses del año.

Señaló que el presidente en marzo dijo que iba a crear 2 millones de empleos, se perdió uno, por lo que tendría que crear 3 millones más de empleos para cumplir lo que prometió.

Refirió que Canacintra ha resentido el cierre de unas de 2 mil 800 empresas, cifra no es definitiva porque muchas no se han dado de baja en el Servicio de Administración Tributaria.

Algunas están en un estado que llamamos empresa zombie que no están generando ingresos, pero tampoco ningún gasto, “están con las cortinas cerradas sin la posibilidad de pagar sus créditos o servicios”, aseguró.

Finalmente recortó que la Comisión Económica para América Latina (Cepal), calculó que más de 500 mil empresas de México ya no podrán reabrir y un tercio de ellas pertenece a la industria de la transformación.

 

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia
Compartir

Dejar respuesta