En México se han estudiado a mil 999 personas migrantes desde el inicio de la pandemia, de las cuales 35 fallecieron a causa del covid-19, explicó Gabriela del Carmen Nucamendi Cervantes, directora de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedades no Transmisibles.

De las mil 999 personas migrantes, 64 por ciento, es decir, 1 mil 273 salieron negativas y el 29 por ciento positivas, 574.

​El 80 por ciento de la población cursó la enfermedad sin mayor gravedad; sin embargo, hubo un sector migrante de la frontera sur que realizó largos periodos de traslados y tuvo mayores complicaciones.

En la actualidad hay 103 casos sospechosos hasta el 18 de octubre y un total de 49 casos sospechosos carecieron de prueba debido a que partieron a su destino o presentaban un cuadro grave, impidiendo la posibilidad de realizar el estudio.

La tasa de población migrante estudiada bajo sospecha, dijo, se concentra principalmente en Puebla, Tabasco, Estado de México, Campeche y San Luis Potosí.

“Los países de origen de personas migrantes positivas provienen de Venezuela, Estados Unidos, Honduras, Cuba, Colombia, El Salvador, Guatemala, Perú, Ecuador, Chile y Argentina“, detalló.

Nucamendi Cervantes refirió que México registra 11 millones 416 mil 963 extranjeros, de los cuales 9 millones 076 mil 983 no son residentes y sólo 170 mil 980 cuentan con la residencia legal.

Por ello, dijo, derivado de la emergencia sanitaria se diseñó un plan integral de atención a la población migrante que entra por la frontera sur y norte, que se encuentra a la espera de llegar a su lugar de destino, mediante la atención oportuna y monitorear los riesgos potenciales a la salud pública.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta