Un grupo de comerciantes instalaron puestos sobre la avenida Mercaderes en la Central de Abasto, para iniciar la plaza de muertos que se coloca cada año en este lugar, a pesar de que las autoridades prohibieron este tipo de actividades debido al incremento de los casos de Covid-19. Sin embargo, los comerciantes denunciaron privilegios.

La Policía Municipal tuvo que intervenir para evitar la colocación de más puestos, mientras que los comerciantes exigieron que sean retirados todos los puestos, ya que tienen conocimiento que 15 espacios si fueron autorizados por la administración de este centro comercial.

Iniciaron una reunión para lograr acuerdos, pues los vendedores señalan que no se pueden dar privilegios a unos y dejar de lado a otros, menos cuando las condiciones económicas no son las más adecuadas debido a la pandemia.

Mientras la ciudad de Oaxaca sigue convertida en centro de la pandemia por Covid-19 al contabilizar un total de 5571 casos positivos, el ayuntamiento citadino dio a conocer en la víspera la negativa de autorizar la colocación temporal de puestos semifijos que se instalan anualmente en las inmediaciones del Mercado de Abastos, en la avenida Mercaderes y dentro de ese centro comercial, con motivo de la vendimia por la temporada de Día de Muertos.

La coordinadora Ejecutiva del Mercado de Abasto, Noemí Alavés Aquino, informó que sostuvo un encuentro con 20 representantes de las diferentes organizaciones con representatividad en ese centro comercial para comunicar de manera puntual, y con la entrega de una notificación oficial, sobre la determinación del Cabildo para evitar la colocación de puestos que se instalaban de manera tradicional del 20 de octubre al 2 de noviembre.

La servidora pública detalló que esta medida se sustenta en el punto de acuerdo aprobado en Sesión Extraordinaria de Cabildo, el pasado 10 de octubre, mediante el cual se estableció que para la temporada del Día de Muertos el Ayuntamiento negará autorización para cualquier tipo de evento público y en general, por motivo de la alerta sanitaria decretada por la autoridad federal con la finalidad de evitar que se incrementen los casos de COVID-19 en la ciudad.

Esta decisión, abundó la coordinadora Ejecutiva del Mercado de Abasto, se tomó para evitar aglomeraciones en ese importante centro comercial. Sin embargo, aclaró que la actividad en el Mercado de Abasto se mantendrá de manera normal y los consumidores podrán acudir a la zona para realizar sus compras de manera normal en los locales ya establecidos, pero observando siempre las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias como lo es el uso obligatorio de cubrebocas, la práctica de la sana distancia y, en el caso de las y los locatarios, lavado constante de manos y aplicación de gel antibacterial.

Alavés Aquino subrayó que quienes eludan la disposición incurrirían en responsabilidades penales y administrativas.

Cada año, en la temporada de Día de Muertos se congregan puestos semifijos, en diversos puntos del centro comercial más importante de Oaxaca, para ofertar productos de la época como fruta, flores, dulces; había presencia de horticultores llegados de zonas aledañas a la capital y algunas y algunos que carecen de puestos establecidos al interior del principal centro comercial del estado.

En tanto, este lunes, la ciudad de Oaxaca sólo registró un caso de Covid-19, pero desde que inició la pandemia, a diario tiene por lo menos un enfermo nuevo.

 

TDG/WLT
Compartir

Dejar respuesta