La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) reportó que al cierre de agosto la utilidad de los bancos en el país fue de 76 mil 800 millones de pesos, lo que representa una caída de 32.6 por ciento, en términos reales, comparado con los 109 mil 500 millones de pesos del mismo mes del año pasado.

De acuerdo con el último reporte del organismo regulador, la cartera de crédito al consumo de las 50 instituciones de banca múltiple, se situó los 966 mil millones de pesos, es decir una contracción de 9.6 por ciento comparado con lo reportado el año pasado.

El crédito otorgado a través de tarjetas de crédito se ubicó en 363 mil millones de pesos, lo que representó una disminución 11.3 por ciento en términos reales anuales.

Los créditos de nómina llegaron a 253 mil millones, disminuyeron 4.3 por ciento; los créditos personales alcanzaron un saldo de 170 mil millones de pesos al registrar una disminución anual real de 18.9 por ciento.

La única cartera de crédito con crecimiento fue a la vivienda, que ascendió a 930 mil millones de pesos, registró un incremento anual real de 4.6 por ciento.

En tanto, la cartera empresarial registró un saldo de 2.7 billones de pesos, con una disminución anual de 0.4 por ciento; el crédito a entidades financieras alcanzó un saldo de 194 mil millones de pesos, disminuyó 9.1 por ciento -en términos reales.

Morosidad contenida

La CNBV indicó que la morosidad de la banca aún se mantiene estable pese a la crisis provocada por el covid-19, a pesar de que los datos aún no reflejan las cifras del programa de aplazamiento de mensualidades sin cobro de intereses extraordinarios que fue lanzado en el mes de abril para aminorar los efectos de la crisis en los acreditados.

Así, el Índice de Morosidad (Imor) de la cartera total se colocó en 2.06 por ciento, baja de 0.11 puntos porcentuales con respecto a agosto de 2019.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta