Tras su lanzamiento a principios de febrero del 2018 como simulador de masa del cohete Falcon Heavy, el Tesla Roadster, que lleva al maniquí bautizado como una canción de David Bowie, Starman, sigue avanzando en su aventura espacial.

El famoso auto deportivo que en su placa tiene grabada la frase Made on Earth by humans (Fabricado en la Tierra por humanos), además de llevar una unidad de alta capacidad de almacenamiento con una serie de libros de ciencia ficción de Isaac Asimov, por fin se acercó a marte a principios de octubre.

“Starman, visto por última vez saliendo de la Tierra, hizo su primera aproximación cercana a Marte hoy, dentro de 0.05 unidades astronómicas, o menos de 5 millones de millas (8 millones de kilómetros) del Planeta Rojo”, compartió la cuenta de Twitter de SpaceX el pasado 7 de octubre.

Aunque Ben Pearson, la mente tras el rastreador no oficial del auto, señaló que éste tendrá un mayor acercamiento con Marte… en abril de 2035. “La distancia esa vez será de aproximadamente 1.4 millones de millas (2.3 millones de kilómetros) y tiene una pequeña posibilidad de estar mucho más cerca”, aseguró en el blog ArsTechnica.

“En teoría, es posible que se pueda colocar un telescopio en Marte para el año 2035 que podrá observar a Starman. Un telescopio de un metro, como el telescopio sudafricano que observó por última vez a Starman, podría hacerlo fácilmente”, agregó.

Respecto a una nueva visita del Tesla rojo a la Tierra, Person explica que la predicción es que esto suceda cada 30 o 35 años. “El primero de estos pases cercanos ocurrirá el 11 de enero de 2047. Se predice que la distancia será de aproximadamente 3 millones de millas (4,8 millones de km), lo que es lo suficientemente cerca como para que ciertamente se pueda ver desde la Tierra”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta