La movilidad no ha disminuido en la capital oaxaqueña, aún cuando los casos de Covid-19 no ceden, por lo que pudo apreciarse una gran cantidad de personas que pasean, disfrutan en familia y con amigos del fin de semana.

En los alrededores de los mercados de la capital se tiene alta movilidad debido a que los pobladores acuden a surtirse de productos básicos para mantener a sus familias.

En el Zócalo y la Alameda de León, además del Andador Turísticom, así como los mercados del centro y la Central de Abasto, tienen una importante fe afluencia de personas que llevan a cabo actividades diversas.

De la misma forma, en las calles, muchas personas caminan a las negociaciones y parques, la mayoría protegidos con cubrebocas, otros más sin tomar en cuenta las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

TDG/WLT

Compartir

Dejar respuesta