El presidente Andrés Manuel López Obrador solicitó a los damnificados -por las inundaciones de los últimos días en Tabasco- no protestar, movilizarse o realizar bloqueos en la carretera.

A cambio se comprometió a atender sus demandas y otorgarles los apoyos económicos necesarios para comprar sus enseres domésticos.

“Quiero solo pedirle a mis paisanos que, como siempre, nos den sus confianza, no vamos a fallarles. Todos van a ser atendidos. No hace falta que se movilicen, que protesten, que tomen las carreteras. Eso era antes cuando el gobierno no atendía al pueblo. Ahora el gobierno es del pueblo y es para el pueblo”, apuntó.

Durante una visita a la presa “Peñitas”, el mandatario federal refirió que su administración no sólo enfrenta la crisis económica y sanitaria del país, sino, quesiempre está pendiente de las demandas ciudadanas.

Muestra de ello, dijo, se han entregado apoyos directos a 25 mil familias damnificadas y anunció la ampliación del programa de mejoramiento y de construcción de vivienda.

“La transformación va. Estamos enfrentando la crisis sanitaria y la crisis económica pero no dejamos de visualizar ahora si que, con un ojo al gato y otro al garabato, atendiendo las dos crisis pero también acabando con la peste funesta de la corrupción que tanto daño le ha hecho a México”, refirió.

López Obrador pidió a los tabasqueños no dejarse “manipular” por la “politiquería de los conservadores corruptos”.

Agregó la oposición no pierde la oportunidad para ponerle obstáculos a su administración porque no quieren que la cuarta transformación avance en la país.

“Que no se hagan ilusiones los conservadores no vamos a dar ni un paso atrás ni siquiera para tomar impulso. Yo creo que a estas alturas ya se sabe que somos perseverantes, que somos tercos y que se va a llevar a cabo llueve, truene o relampaguee la cuarta transformación de México”, concluyó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta