El abogado César Gutiérrez Priego, especialista en Derecho militar, aseguró que Estados Unidos investiga a diez generales del ejército mexicano, entre los que se encuentra el ex secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos Zepeda, detenido ayer en el aeropuerto de Los Ángeles, California.

Durante una entrevista con Aristegui en Vivo, consideró que la detención de Cienfuegos es una demostración de que el narcotráfico llegó a Los Pinos desde el gobierno del ex presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, ya que el militar pertenecía a la llamada ‘cofradía del poder’ encabezada por el entonces secretario de la Defensa, Enrique Cervantes Aguirre.

César Gutiérrez, hijo del ya fallecido general Jesús Gutiérrez Rebollo -procesado en 1997 por narcotráfico-, explicó que su padre fue enviado a prisión en “venganza” por haber descubierto los nexos de familiares políticos de Ernesto Zedillo con los narcotraficantes Amezcua Contreras.

Señaló que la detención de Cienfuegos será utilizada para intentar demeritar al ejército, aunque es todo lo contrario. Esto, debido a que el actual titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval, es una persona “leal al pueblo de México y al presidente de la república”, que prefirió hacerse a un lado pese a conocer que la embajadora de México en Estados Unidos, Marta Bárcena, había notificado hace quince días al presidente que había una investigación en ese país contra Cienfuegos y otros generales.

No obstante, precisó que esta aprehensión sí tendrá impacto en la moral del personal militar: “¿Qué pensarán esos generales, esos oficiales, esos jefes y ese personal de tropa que se encuentran en una prisión militar por haber realizado su trabajo en la lucha contra el narcotráfico? O los familiares de todos aquellos militares que perdieron la vida por hacer esa famosa guerra”.

Gutiérrez mencionó que las investigaciones del gobierno estadounidense son serias y abarcan desde finales del 2005 al 2007. “Si lo están haciendo es porque tienen todas las pruebas a su consideración para demostrar que, efectivamente, la persona a la que están imputando es culpable”, señaló.

Para Gutiérrez, “Cienfuegos tuvo una carrera militar muy brillante”, en la que ocupó diversos puestos como director del Heroico Colegio Militar, diplomado del Estado Mayor, entre otros. Fue cercano al ex secretario Enrique Cervantes Aguirre, a quien ubica como el impulsor de esa llamada ‘cofradía del poder’, cuyo objetivo era turnarse el puesto de secretario de la Defensa Nacional. Tanto así que a las empresas de Cervantes como a las de sus hijos, la Sedena les otorgó diversos contratos “porque dicen por ahí que une más lo no confesable que lo confesable”.

Respecto al caso de su padre, el general Jesús Gutiérrez Rebollo, comentó que desde hace seis años prepara un libro que llevará por título “Litigio de mi vida”, donde abordará sus investigaciones durante los últimos veinte años. Parte de ese libro se centrará en la defensa jurídica que hizo de su padre. Anunció que cuando sea publicado, dará a conocer los audios sobre la relación entre los narcotraficantes Amezcua Contreras y la familia política del ex presidente Ernesto Zedillo Ponce de León.

 

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia
Compartir

Dejar respuesta