Sueltos los demonios de la grilla en México y Oaxaca 

Alfredo Martínez de Aguilar

* El Gobernador Alejandro Murat expresó su satisfacción por el arribo al Puerto de Salina Cruz del primer barco con rieles del Ferrocarril del Istmo, pero por falta de operadores políticos no avanza este y la construcción del Rompeolas de la Escollera Oeste enfrenta un retraso superior a seis meses.
* Ningún funcionario federal y estatal de gobernabilidad y seguridad nacional y pública ignora los conflictos. ¿Jugará las contras al Gobernador el Secretario de Gobierno, Héctor Anuar Mafud, originario de Salina Cruz, quien sabe lo que representa el Corredor para el futuro político de Murat?

La soberbia de la nueva clase política mexicana en general y de manera particular oaxaqueña le ha llevado a olvidar las grandes lecciones de vida de la historia y a repetir los errores del pasado.

Cegados y ensordecidos por la locura de enormes fortunas, las más de las veces malhabidas, producto de la corrupción, y apellidos de prosapia, irónicamente olvidan hasta el reciente pasado. 

Su estupidez, complicidad o mala leche, les ha llevado a ignorar u olvidar que en política como en la vida misma, todo tiene principio y fin, Alfa y Omega, Orto y Ocaso, Eros y Tánatos. Vida y muerte. 

En consecuencia, con frecuencia fracasan rotundamente al tropezar muchas veces durante sus administraciones federales, estatales o municipales, con las mismas piedras en el escabroso camino. 

Su soberbia les lleva a ver únicamente el árbol y les impide ver el bosque de los exacerbados conflictos y menos entender que todos los dirigentes tienen el fierro de un establo en las grupas.

Asimismo, su falta de visión y sensibilidad obstaculiza apoyarse en expertos que definan una Agenda Nacional o Estatal de Riesgos de manera realista, no maquillada por la simulación interesada.

En tales condiciones, no entienden que no entienden y menos todavía aceptan que el trabajo de inteligencia permite hacer prospectiva para inhibir y desactivar los conflictos, los más prefabricados

Ahí están como caso concreto los conflictos que frenan el avance de los trabajos de las diversas obras del Corredor Multimodal del Istmo de Tehuantepec, a pesar de su prioridad continental.

El Gobernador Alejandro Murat Hinojosa expresó públicamente su satisfacción porque arribó al Puerto de Salina Cruz el primer barco con rieles, tablaestacas y pilotes del Ferrocarril del Istmo. 

En contrapartida la modernización y rehabilitación de las vías del Ferrocarril Transístmico no avanza, lo que irritará al presidente AMLO, cuando en unos días más realice una nueva visita al Istmo.

Mayor retraso, superior a seis meses, enfrenta la construcción del Rompeolas de la Escollera Oeste, obra indispensable en la modernización del Puerto Petrolero y Comercial de Salina Cruz. 

Pretextos para provocar el retraso sobran, pese a poner en grave riesgo una de las últimas oportunidades de crecimiento y desarrollo del Istmo, de Oaxaca, del sur-sureste y de México todo.  

En la demora de la construcción del Rompeolas es la desmedida ambición, por un lado de las autoridades de la Agencia Municipal de las Salinas del Marqués y, por otro, la de los transportistas. 

En la disputa por el acarreo de material para la construcción del Rompeolas transportistas de diversos sindicatos vinculados en mayor o menor medida al crimen organizado mantienen un paro. 

Ninguno de los funcionarios federales y estatales en materia de gobernabilidad y la seguridad nacional y pública ignoran el grave riesgo que los conflictos implican para el Corredor Interoceánico.  

Lo peor, es que el Secretario de Gobierno, Héctor Anuar Mafud, es originario de Salina Cruz y nadie mejor que él sabe lo que representa el Corredor para el futuro del Gobernador. ¿Jugará las contras?

La manida estrategia, por manoseada, es la sempiterna presión-negociación-presión. El hilo conductor y denominador común es demandar una mesa de diálogo con la @SEGEGO_GobOax. 

A la luz de estas premisas es posible entender por qué por segundo día consecutivo, diversas organizaciones sociales bloquean diversos puntos estratégicos del estado con logística paramilitar. 

Son reportados bloqueos en Pinotepa Nacional, Miahuatlán de Porfirio Díaz, Santa Cruz Mixtepec, Asunción Nochixtlán y el neurálgico crucero del Aeropuerto Internacional de Santa Cruz Xoxocotlán.

La máxima “Aquel que no conoce su historia está condenado a repetirla”, se atribuye al Gran Corso Napoleón Bonaparte, pero también se adjudica Jorge Agustín Nicolás Ruiz de Santayana y Borrás.

El poeta y filósofo estadounidense de origen español nos heredó la famosa frase “Quien no conoce su historia está condenado a repetirla” e inició con esta evaluación del pasado, presente y futuro.

Otros historiadores más la atribuyen al abogado, periodista, político, estadista; ministro de Justicia e Instrucción Pública y Presidente de Argentina de 1874 a 1880, Nicolás Remigio Aurelio Avellaneda.

Al margen de la disputa por la paternidad de la sentencia en cuestión, lo cierto es que encierra una verdad axiomática, es decir, una verdad incontrovertible al contrastarla con los hechos reales.  

En el marco de este contexto general de obligada referencia histórica es posible entender el presente con miras a desvelar el futuro, a través de ejercicios de creación de escenarios futuros.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Compartir

Dejar respuesta