El presidente de la Asociación de Usuarios de Riego del Estado de Chihuahua(Aurech), Salvador Alcántar, señaló que el gobierno federal le comunicó la posibilidad de abrir la presa La Boquilla para llevar agua a Tamaulipas y Nuevo León, por lo que los campesinos reforzaron su presencia en la zona.

El líder campesino detalló que sostuvo una reunión esta tarde con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; el subsecretario de Seguridad, Ricardo Mejía Berdeja, y la directora general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez, quienes le anunciaron que esa agua se usaría para Nuevo León y Tamaulipas y no para cumplir el tratado con Estados Unidos .

“Dijeron que es para cumplir con el derecho humano al agua y la quieren para el uso urbano público de Nuevo León y Tamaulipas”, resaltó.

De acuerdo con los agricultores, estos son días de “incertidumbre”, por lo que solicitarán la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, así como de la Corte Internacional de los Derechos Humanos, con sede en Costa Rica.

Raymundo Soto, ejidatario de Bachimba, justificó la solicitud firmada por más de 60 productores de la región en la petición, a fin de que intervenga.

Mientras, se reforzó el lugar con alrededor de 500 campesinos, además, el alcalde de Camargo, Arturo Zubía, mantiene la guardia.

“Giré la instrucción para que mi equipo de trabajo resguarde hoy la presa y a las cinco de la tarde le entregamos la guardia al municipio de Saucillo, como lo hemos venido haciendo en las últimas semanas”, dijo.

También se instaló un retén a la entrada de la presa, justo a la altura de la estatua de El Pescador.

Mientras tanto, el secretario general de Gobierno, Fernando Mesta Soulé, indicó que Ferrocarriles Mexicanos presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República por el bloqueo que agricultores sostienen en la Estación Consuelo, municipio de Meoqui.

El funcionario indicó que el gobierno de Chihuahua analiza las vías legales que se tomarán por los daños que este bloqueo ha provocado.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta