Andrés Guzmán

 

Con la finalidad de promover el deporte ecuestre, se reaperturaron las clases en el Club Hípico de Oaxaca, esto bajo un estricto protocolo de seguridad ante la pandemia del COVID-19.

Así lo anuncio Pedro Villa, entrenador del Club Hípico de Oaxaca, ubicado en sus instalaciones a un costado del lienzo charro de Tlalixtac de Cabrera, donde niños y jóvenes llegan para aprender el deporte que consiste en carreras de caballos, concurso de saltos de obstáculos, doma, adiestramiento, etc.

Así desde la semana pasada los alumnos del salto ecuestre han vuelto a la práctica en busca de reanudar el trabajo de pulir las técnicas de la especialidad, así como de disfrutar de ese binomio perfecto con su amado caballo. 

El entrenador señalo que el club detalló que se realizan el esfuerzo de no entrenar a más de dos personas simultáneamente, se solicita ser puntual a la hora fijada de entrenamiento, después de 10 minutos de retraso ya no podrán integrarse a la clase y la sesión será registrada como tomada.

Para montar es obligatorio el uso de guantes y cubrebocas; deberán presentarse directamente a la pista ya listos para practicar y ahí estará ya listo su caballo.

Mientras que al concluir el entrenamiento deberán pasar directamente a su vehículo, es decir, por el momento no están activados espacios para vestidores y el acceso a las caballerizas no está permitido, todo ello por seguridad.

Además, antes de montar se les tomará la temperatura a los alumnos, no están permitidos los saludos con contacto físico como abrazos, y por ahora el área de reuniones del club está inhabilitada.

Así que si alguna persona quiere tener clases de equitación podrá llegar por las tardes a las instalaciones de la escuela y solicitar infirmes para poder aprender los secretos y amor a los caballos concluyó señalando Pedro Villa.

Compartir

Dejar respuesta