El regreso a las actividades escolares presenciales es incierto para la entidad oaxaqueña porque los casos de Covid-19 van en aumento, expresó el dirigente de la Sección 22 del SNTE, Eloy López Hernández, al señalar que 50 profesores que militan en esa organización han sido víctimas de la pandemia.

Aún si Oaxaca llegara a estar en semáforo verde, no regresaríamos a clases de forma presencial; más bien podría ser en los primeros meses del año próximo, pero tampoco es seguro pues sería criminal exponer a los alumnos, expresó.

Y agregó: “Únicamente vamos a regresar a las clases presenciales cuando las condiciones existan, pero una condición real, no una condición que va en otro sentido a la realidad, día a día tenemos nuevos casos”.

Por otro lado, afirmó que, en los últimos seis meses, han muerto más de 50 profesores por la enfermedad en la entidad “y la cifra sigue creciendo, porque tenemos muchos contagiados”.

Dijo que hay miedo porque hay incertidumbre por los tratamientos médicos que operan en su protocolo pandémico las instituciones del sector salud y mencionó que como sindicato están ofreciendo apoyo económico a los contagiados, en especial aquellos que han requerido de medicamentos especializados o tanques de oxígeno que se están escaseando demasiado.

“La realidad es compleja en el tema sanitario y no vamos a seguir exponiendo compañeros, por lo que no vamos a regresar a clases mientras haya riesgo de contagios por covid-19. No vamos aceptar el retorno a clases, si antes no hay criterios científicos y rigurosos que descarten la presencia del virus”, afirmó.

 

TDG/WLT
Compartir

Dejar respuesta