Autoconcierto

El Autódromo Hermanos Rodríguez vuelve a vibrar con su primer autoconcierto, después de más de siete meses de estar cerrado debido a la pandemia.

María León y Paty Cantú y Benny Ibarra encendieron los ánimos de los asistentes interpretando la mayor parte de sus éxitos musicales.

El más esperado de la noche fue Benny, quien salió alrededor de las 22:30 horas con temas como “Tonto corazón”, “Más de ti” y “Cada paso”, que hicieron sonar todos los cláxones del lugar.

Y aunque todos estaban disfrutando del momento, el cantante se percató de que varios de los asistentes ya se habían quitado el cubrebocas, así que les hizo un llamado para que pusieran el ejemplo usándolo y a seguir las medidas sanitarias.

“¿Cómo están hasta allá atrás?, yo también los amo, qué gran momento, qué gran experimento, qué gran momento de vida estamos viviendo; sin duda es esto algo diferente, estamos bien, estamos sanos, salvos, tenemos que cuidarnos cada día más, si queremos seguir echando el desmadre que estamos echando ahorita”, dijo.

“Así que si bien veo muchos coches muy bonitos por allá, pero les ruego que se cuiden, quiero agradecerles por haber venido, cuídense mucho y, si están afuera del coche ¡pónganse el tapabocas!, o nos van a regañar y ya no nos van a dejar seguir, así que por favor ¡háganlo! Pongamos ejemplo aquí, porque hay gente que no lo hace, hay presidentes que les vale madre”, expresó durante su presentación.

En su espectáculo no podían faltar algunos temas de Timbiriche como “Con todos menos conmigo”, “Acelerar” y “Si no es ahora” que interpretó junto a María León.

Además, el músico hizo un recorrido a través su trayectoria artística con varios de sus éxitos, entre ellos “Cada mañana”, “Inspiración”, “Sin ti”, “Cada beso”, que llenaron de romanticismo la noche, que estuvo iluminada por las luces de los automóviles.

Una dosis de adrenalina y pole dance fue lo que ofreció María León durante su presentación, la cantante arrancó el show a las 19:30 horas con popurrí de Selena y canciones de los 90, mientras calentaba los motores de los asistentes que estaban conectándose a la plataforma y los que estaban en sus autos.

“Que privilegio estar en un escenario una vez más, estoy emocionada, tengo ganas de reír, de llorar, de bajarme y abrazarlos a todos”, comentó a su audiencia que no dejaba de gritarle mensajes de amor y admiración.

Por su lado, Paty Cantú arrancó sonrisas y llenó de nostalgia el lugar al interpretar temas de amor y desamor, en donde desbordó sentimentalismo y pasión en todo momento.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Universal
Compartir

Dejar respuesta