La ganadora del premio Nobel de Química, Jennifer Doudna, ha desarrollado desarrolló una prueba que detecta la presencia de covid-19 en un organismo en tan sólo cinco minutos; la cual, no requiere de costoso o complicado material de laboratorio.

De acuerdo con la revista científica Science se trata de una tecnología de genes CRISPR, que identifica la secuencia ARN única para el virus SARS-CoV-2. Para lograrlo, crean un ARN “guía”, complementario a la secuencia de ARN y que posteriormente se unirá a esta en una solución.

Cuando la guía se une a su objetivo, la enzima de “tijeras moleculares” Cas13 se encienden y cortan cualquier ARN monocatenario cercano. A su vez, estos cortes liberan una partícula fluorescente introducida por separado en la solución de prueba. Cuando la muestra es expuesta a la luz láser, las partículas fluorescentes liberadas se iluminan, lo que indica la presencia del virus.

Sin embargo, estas pruebas de CRISPR requerían que los investigadores amplificaran cualquier ARN viral potencial, lo que acomplejó el proceso, el costo y el tiempo necesario. Para solucionarlo, este nuevo método no amplifica el ARN del coronavirus. En cambio, Doudna y demás científicos, probaron cientos de ARN guía para encontrar múltiples aquellas que funcionen conjuntamente para aumentar la sensibilidad de la prueba.

Ahora, el método de la ganadora del Nobel podrá detectar cerca de cien mil virus por microlitro de solución y, si se agrega una segunda guía de ARN, reducir esta cantidad a sólo cien.

La prueba aún es experimental, pero su practicidad permite el uso de un celular para detectar la presencia del virus y determinar un resultado positivo o negativo. Asimismo, representa un gran avance, comparado con los exámenes PCR que actualmente se usan para detectar la presencia de SARS-CoV-2, los cuales, requieren de personal y equipamiento extra y la espera de un día para obtener los resultados.

Aún no se ha obtenido la aprobación para el uso de estas pruebas, pero la investigación de Doudna ya se encuentra en la página médica de

prepublicaciones Medrxiv. Hasta el momento, se ha probado en cinco muestras obtenidas de pacientes.

Un Nobel para reescribir el “código de la vida”

La francesa Emmanuelle Charpentier y la estadunidense Jennifer Doudna fueron laureadas con el Premio Nobel de Química 2020 por sus investigaciones sobre las “tijeras moleculares”, un avance revolucionario para modificar los genes humanos y reescribir el “código de la vida”.

Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna, se convirtieron en las únicas siete mujeres que han recibido el Nobel de Química en los 112 años de este galardón. En junio de 2012, las dos genetistas y su equipo describieron en la revista Science una nueva herramienta con la que se podía simplificar el genoma. El mecanismo se llama Crispr/Cas9 y es conocido como tijeras moleculares

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio
Compartir

Dejar respuesta