Año con año el cáncer de mama provoca miles de muertes alrededor del mundo. Muchos de los casos, desafortunadamente, se pudieron evitar si los síntomas no hubieran sido ignorados, pero… ¿cuáles son y cómo detectarlos? A continuación lo detallamos.

Para poder detectar el cáncer de mama, la autoexploración es una acción que resulta de gran importancia, pues esta práctica de vital importancia podría ser el primer paso para saber si todo está en orden o si es necesario visitar a un especialista para tener un diagnóstico más a detalle. Entre las anomalías que se pueden encontrar en una autoexploración y que no deben ser ignoradas se encuentran:

  • Bulto en el seno o la axila (podría no provocar dolor y suele ser dura con bordes irregulares)
  • Cambios en el tamaño y forma del seno
  • Protuberancias (pequeños granitos) en la piel o pezón con aspecto escamoso y rojizo
  • Piel de naranja (hoyuelos) en la zona del seno
  • Retracción de los pezones
  • Secreción del pezón sin ser por leche materna
  • Hinchazón de ganglios linfáticos
  • Dolor en cualquier parte de la mama
  • Irritación

De acuerdo al American Cancer Society, los síntomas mencionados pueden ser provocados por otras enfermedades distintas al cáncer de mama, sin embargo es importante realizar la autoexploración, pues, de encontrarlos, (si no es cáncer) se debe conocer la causa que los provocó.

De la misma forma, la institución señalada establece que los síntomas que se puedan hallar (por la autoexploración) no reemplaza a las mamogramas ni a otras pruebas de detección de cáncer de mama.

Para poder tener un tratamiento más eficaz, descubrir el cáncer en una etapa temprana es relevante, incluso si aparentemente todavía no ha aparecido algún síntoma.

 

Esta nota originalmente se publicó en Noticieros Televisa
Compartir

Dejar respuesta