Las últimas actualizaciones  del sistema operativo iOS 14, así como del watchOS7, han causado varios problemas a los usuarios de iPhone y del Apple Watch relacionados con el alto consumo de batería que este requiere y la pérdida de datos de ejercicio y salud, por lo que la compañía de la manzana optó por recomendar a sus usuarios una serie de pasos a seguir para evitar que estas inconveniencias continúen.

La compañía estadounidense lanzó sus nuevos sistemas operativos iOS 14 y watchOS 7 el pasado 16 de septiembre, apenas un día después de anunciarlos en el evento virtual en el que también presentó los nuevos iPad Air.

La compañía reconoció que algunos usuarios que han actualizado sus dispositivos a estos sistemas operativos están experimentando varios problemas, como la pérdida de datos de GPS en la app Fitness y un consumo de batería excesivo, como recoge su web de soporte.

Apple también admitió otros errores como problemas de funcionamiento en las apps de actividad y de frecuencia cardiaca, datos de salud y ejercicio que no se transmiten al móvil, información errónea sobre el espacio de almacenamiento en iPhone y Apple Watch o la pérdida de los niveles de volumen de auriculares.

En los casos en que los usuarios experimenten al menos dos de estos problemas, Apple ha recomendado tomar una serie de medidas que comienzan por desvincular el ‘smartwatch’ del teléfono -desde la aplicación para iPhone-.

Después, la compañía estadounidense recomienda crear una copia de seguridad de los datos del Apple Watch y del iPhone, asegurándose antes de disponer de suficiente espacio de almacenamiento en la plataforma en la nube iCloud -en el caso del reloj se puede comprobar en la app de ajustes de iPhone, activando la opción ‘salud’-.

Estas medidas son necesarias porque Apple aconseja a sus usuarios de iOS 14 y watchOS 7 con problemas que eliminen «todo el contenido y los ajustes» del iPhone desde la función de ajustes, y posteriormente restaurar las copias de seguridad y sincronizar el móvil con el reloj, para así solucionar el problema sin perder los datos.

No se trata de los primeros problemas técnicos ocasionados por la nueva versión del sistema operativo de Apple iOS 14, ya que apenas una semana después de su lanzamiento tuvo que lanzar una actualización para solucionar varios problemas que reseteaban de forma involuntaria las aplicaciones elegidas por defecto o que provocaban errores en los recién introducidos ‘widgets’.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta