La pandemia por covid-19 detuvo la realización física de la edición 34 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara: será la primera vez que no se realice de manera presencial en la Expo Guadalajara, enfatizó Raúl Padilla López, presidente del comité organizador del encuentro editorial.

“La realidad nos obliga a omitir la parte presencial, pero estamos ciertos que seguirá siendo una fiesta de la lectura y un referente cultural en todo el mundo: la edición 34, aunque virtual, será memorable.

Después de varios meses de incertidumbre, a partir de la contingencia sanitaria, en una conferencia telemática se resaltó la importancia de llevar a cabo la FIL Guadalajara; sin embargo, Padilla López, reconoció que tras evaluar con un comité de salud de la Universidad de Guadalajara y de otras autoridades de salud, se tomó la decisión de volver virtual esta edición de la feria.

“Un año que nos ha impuesto nuevas formas de relacionarnos. Desde marzo pasado se ha trabajado en los posibles escenarios, en diálogo abierto con los expositores y los aliados en materia de contenidos. Debemos atender lo que dicen los especialistas y la recomendación de la sala de situación y la obligación de proteger la salud de todos, nos llevó a tomar la decisión trasladar los contenidos y programas al ámbito virtual, uno de los dos formatos que trabajamos desde marzo pasado”, destacó Padilla López.

Se realizará a partir del 28 de noviembre con una serie de contenidos transmitidos en las redes sociales de la FIL Guadalajara y en medios públicos: una serie de diálogos y conferencias que aporten a la reflexión de la realidad, un programa que será presentado a fines de octubre.

En el acto, se anunció que se tomó la decisión de reprogramar la participación de Sharjah como invitado de honor para el año 2022.

Ya desde hace algunos meses, el comité organizador de la feria, presidido por Raúl padilla López había planteado varios escenarios para realizar el encuentro, en donde se habló de una versión híbrida, actividades virtuales y físicas, pero también la suma del Centro Cultural Universitario de la Universidad de Guadalajara como subsede para las editoriales que confirmaran su participación, aunque terminó por ganar la realidad.

Si bien ya Penguin Random House México, Cal y Arena, Sexto Piso, Almadía, Colofón habían determinado su ausencia de la feria, a fin de proteger a sus colaboradores, la mayor parte de las editoriales se mantenían a la espera de las decisiones en materia sanitaria, tanto del gobierno federal como del estatal, y de la determinación de los organizadores. Lo cual ya sucedió.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio
Compartir

Dejar respuesta