En el primer partido del año, México obtuvo una fácil victoria. Foto: Twitter MiSelección.

Para los intereses de Gerardo Martino, el primer juego de la Selección Mexicana en 2020 fue benéfico, porque, además de la goleada 3-0 sobre Guatemala, en un Estadio Azteca sin público, aceitó sus piezas para encarar la gira europea.

El compromiso ante los chapines le permitió aterrizar las ideas que trabajó en los pocos días de contacto con sus futbolistas, para volar hoy al Viejo Continente y alistar los juegos ante Países Bajos, subcampeón de la Liga de Naciones de la UEFA, y Argelia, monarca de la Copa Africana.

Uno de los elementos de mayor agrado para El Tata durante los microciclos ha sido Henry Martín, quien aprovechó la titularidad concretando su segundo gol con el cuadro azteca a los cinco minutos. De la química americanista entre SebastiánCórdova y el delantero yucateco nació el primer tanto.

De igual manera, con dos acciones fabricadas desde las bandas, marcaron Orbelín Pineda (28’) y Córdova (36’) en el primer tiempo.

Ya con la ventaja, Martino realizó seis cambios en el complemento, buscando probar a elementos como Vega, Alvarado, Beltrán, Sánchez, Layún y Sepúlveda, pero priorizando la posesión del balón (llegó a tener hasta 75 por ciento).

Superada la primera prueba del año, ahora México vuela a Europa a la espera de la incorporación de sus elementos que militan en ese continente.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Heraldo de México
Compartir

Dejar respuesta