La apertura de más sectores económicos y en consecuencia la recuperación del consumo dio un respiro a los ingresos del gobierno federal, luego de cuatro meses consecutivos de caídas a causa del coronavirus.

La Secretaría de Hacienda informó que los ingresos presupuestarios del sector público sumaron 510 mil 232 millones de pesos, un crecimiento anual de 14.6 por ciento en términos reales; sin embargo, en el acumulado de enero a agosto, los ingresos registraron una caída de 2.3 por ciento al sumar poco más de 3.5 billones de pesos.

En agosto los ingresos por concepto de pago de impuestos tuvieron un incremento de 1.6 por ciento anual al sumar 258 mil 277 millones de pesos. La recaudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) sumó 80 mil 128 millones de pesos, un aumento de 14.2 por ciento; la del Impuesto Sobre la Renta (ISR) ascendió a 126 mil 591 millones de pesos, 0.3 por ciento más que en agosto de 2019; mientras que la recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) ascendió a 39 mil 784 millones de pesos, 15.3 por ciento menos a tasa anual.

Sobre los ingresos petroleros, Hacienda informó que se obtuvieron 46 mil 152 millones de pesos, una disminución de 28.1 por ciento.

«A pesar de un aumento en la producción de crudo respecto a 2019, durante los primeros ocho meses de 2020 los ingresos petroleros se redujeron 38.0 por ciento en términos reales, derivado de la caída en la demanda de hidrocarburos como consecuencia del confinamiento global», dijo en un comunicado.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta