Los integrantes del colectivo Nos Faltan 43 respaldaron la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, en el sentido de que algunos de los implicados en los hechos del 26 de septiembre de 2014 reciban el trato de testigos protegidos, también pidieron que se investigue la información contenida en las narcomantas colgadas este fin de semana en los municipios de Iguala, Tepecacuilco y Huitzuco de los Figueroa.

Felipe de la Cruz, vocero del colectivo consideró importante lo dado a conocer por el titular del Ejecutivo federal en la conferencia mañanera de ayer, cuando manifestó la posibilidad de dar a varios de los implicados en los hechos de Iguala, el trato de testigos protegidos.

«Para nosotros es bien importante, hoy sabemos que la estrategia del presidente es llegar a la verdad, el que haya testigos protegidos para nosotros es importante, pues la información que se requiere se tiene que buscar por diferentes medios”, dijo.

“No nos sirve de nada llenar las cárceles de involucrados si no van a hablar para llegar directamente a los autores materiales e intelectuales”, agregó.

Precisó que en el caso de los autores de los crímenes cometidos en Iguala, tanto materiales como intelectuales ya no pueden ser testigos protegidos”.

Sostuvo que los padres de los normalistas rurales desaparecidos tienen información de que ya se comenzaron a registrar detenciones de personas involucradas, por lo que “se espera que pronto haya algunas noticias respecto al paradero de los jóvenes”.

Enfatizó que lo importante es llegar a la verdad, aunque sea a costa de otorgar algunas prerrogativas a varios de los involucrados, “para que no pase que detengan a todo el mundo pero que ya nadie hable, eso no nos ayuda”.

Aunque reconoció que los integrantes del colectivo no saben quienes están proporcionando información, porque los responsables de la investigación no se los dicen, lo que sí es cierto es que la fiscalía ya trabaja sobre nuevos elementos.

De hecho, comentó que a partir del trabajo con el esquema de los testigos protegidos es que ya se tienen otras órdenes de aprehensión, mismas que están por cumplimentarse.

Felipe de la Cruz comentó que la misma jornada del lunes, los padres de los 43 recibieron las imágenes de las lonas que un grupo delictivo de Iguala colocó en diferentes puntos de la región Norte para deslindarse de Guerreros Unidos y de lo sucedido hace ya seis años.

En esas lonas se indica que los normalistas fueron distribuidos en tres puntos diferentes, entre ellos la el Ejido de Carrizalillo.

“Es interesante ver cómo hoy entre los mismos grupos, a seis años, empieza a brotar información, posiblemente alguna de esas denuncias sea algo de verdad, entonces nosotros exigimos a la Fiscalía General de la República (FGR) que se investigue lo que ahí se dice, para saber que hay de cierto en eso eso”, destacó.

Insistió en el hecho de que los padres tienen la necesidad de saber todo lo que se llegue a informar, si contribuye a conocer el paradero de los jóvenes normalistas.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta