Un grupo de ex gobernadores y alcaldes panistas anunciaron la creación de Unidos por México, un movimiento que buscará unir al PAN y ganar las elecciones que se llevarán a cabo en 2021.

De acuerdo con la página de internet del movimiento, Unidos por México es conformado por un grupo de «ex gobernadores que no conformes con lo que ocurre en el México actual ponemos nuestra experiencia al servicio de la ciudadanía para lograr un mejor futuro para todos, basado en los principios de Acción Nacional».

​En entrevista con Azucena Uresti para Grupo Fórmula, Fernando Canales, ex gobernador del PAN e integrante del movimiento, detalló que Unidos por Méxicono es una disidencia del PAN, sino un grupo que busca apoyar al partido para ganar las elecciones en 2021.

«Se trata de esta capacidad y experiencia que tenemos 15 panistas ex gobernadores de diferentes estados, cinco ex alcaldes, que tienen un alcalde en funciones, el de Torreón, panistas con experiencia, que decidieron volver a trabajar con el entusiasmo del primer día por el Partido Acción Nacional con el propósito de restaurar la unidad interna demuestro partido (…) Y darle un impulso adicional al partido Acción Nacional de manera que en junio de 2021 tengamos mayoría de los que serán nuestros candidatos».

«(…) Vamos a subir definitivamente, una parte de nuestro trabajo será interno, una restauración de la unidad, hemos tenido problemas de seguridad, cada ser humano somos diferentes, pero en este caso nos une el amor a México y los principios», indicó.

Añadió que otro objetivo del partido será erradicar los malos manejos y actos de corrupción en el mismo PAN, aunque detalló que no será una acción de persecución, sino de aceptar y eliminar estos «errores».

«Más que perseguir a quienes han incurrido en fallas y deficiencias, hacer un llamado a someter las irregularidades que hayan incurrido autoridades que correspondan, con parte que se elimine el daño realizado», comentó.

Agregó que también se señalarán las acciones del gobierno de México que, en su criterio, sean erróneas, pero sin incurrir en insultos ni en descalificaciones de índole personal.

«Señalar lo negativo, pero tratar de construir juntos, no tiene por qué el Presidente insultar, hacer señalamientos negativos a otros partidos, a otros liderazgos que no tienen sus ideas, pero tampoco no tenemos nosotros razón de hacer señalamientos índole personal, tenemos obligación de construir juntos», puntualizó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta