Integrantes del Espacio Estatal en Defensa del Maíz Nativo marcharon este martes en la ciudad de Oaxaca, en el marco de la conmemoración del Día Nacional del Maíz, para exigir que las autoridades federales apliquen leyes y mecanismos para evitar la invasión de semillas genéticamente modificadas.

Solicitaron que la legislación no sea letra muerta, pues las medidas son para mejorar las condiciones de la población, ya que el maíz transgénico provoca severas afectaciones.

José Rodríguez, indicó que muchas empresas venden maíz genéticamente modificado, lo cual se ha detectado en la Sierra Norte, Nochixtlán, Tlaxiaco, Putla y en la mayoría de los municipios del Valle Central.

Detallaron que el consumir maíz transgénico provoca afectaciones a la salud de la población, que a la larga generan daños en la salud con enfermedades como el cáncer, entre otras.

 

TDG/WLT
Compartir

Dejar respuesta