Con votación dividida de Morena, la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados aprobó en lo general el proyecto de reformas para extinguir un total de 109 fideicomisos públicos y reasignar más de 68 mil millones de pesos al sector salud y programas sociales del gobierno federal.

Avalado con 20 votos a favor y 15 en contra, entre éstos de las legisladoras morenistas Rocío Barrera y Lidia García así como una abstención de Laura Imelda Pérez, del mismo partido, el dictamen prevé la desaparición del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), el Fideicomiso Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine) y el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar), así como 32 fondos para proyectos científicos y tecnológicos en diversos centros de investigación.

Se considera también la extinción del Fondo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, el Fondo de Apoyo Social para Ex Braceros y el Fondo de Financiera Rural, entre otros.

El presidente de la Comisión de Presupuesto turnó el dictamen a la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados para su discusión y votación en el pleno el próximo jueves.

Aunque el dictamen originalmente distribuido a los integrantes de la comisión preveía la extinción de 54 fideicomisos, un ajuste de última hora amplió la lista hasta 109.

Entre los fideicomisos agregados para su extinción destacan los Fondos Mixtos del Conacyt en las entidades federativas.

Morenista lamenta necia inflexibilidad de ver cosas en blanco y negro

Durante la discusión del dictamen, la diputada morenista Rocío Barrera argumentó su voto en contra y lamentó la “necia inflexibilidad de ver las cosas en blanco y negro” que llevó a la extinción del Fondo para Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

“No se comparan los posibles beneficios que pueda tener este dictamen con el gravísimo daño que generaríamos si se decide desaparecer el fideicomiso, pues este daño se puede traducir en pérdidas humanas”, advirtió la presidenta de la Comisión de Gobernación.

En respuesta, el legislador Pável Jarero, también de Morena, emplazó a sus compañeros de bancada a “no doblarse” y apoyar el “cambio verdadero” en México.

“Si tenemos un verdadero amor por este país, es el momento de la definición, y si tenemos que disponer de recursos, que ahí están en esta condición especial, extraordinaria, compleja, aquí es donde se ve de qué estamos hechos; yo sí les pido a los compañeros del grupo parlamentario de Morena que no nos doblemos, aquí es cuando se decide si se está a favor de un proyecto de cambio verdadero y de transformación en este país”, arengó.

En su turno, el priista Fernando Galindo cuestionó el destino que se pretende dar a los 68 mil millones de pesos de los fideicomisos enlistados para su extinción, pues el dictamen solo obliga a reintegrar los recursos a la Tesorería de la Federación, pero sin garantizar su reasignación al sector salud.

“Si se quieren destinar para la compra de vacunas, si se quieren destinar para la atención de la emergencia sanitaria, pongamos un transitorio en el dictamen y que haya certidumbre de que van a ir para la atención de la salud, pero lo que se está haciendo con este dictamen es generar una bolsa de recursos de aproximadamente 70 mil millones que va a ir a la Tesorería de la Federación, ahí sí, a un manejo que ya no queda claro”, dijo.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta