El presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera, consideró inviable la posibilidad de utilizar una parte de sus utilidades para realizar quitas de capital a los clientes que se hayan visto afectados por la pandemia de covid-19 y se encuentren sin posibilidad de cumplir con sus obligaciones de pago, tal como lo incluye el programa de reestructuras presentado por las autoridades financieras la semana pasada.

En conferencia, el presidente del organismo, que agrupa a los 50 bancos que operan en el país, indicó que a la par, recurrir a este elemento en el que se descuenta dinero sobre el capital que se debe, es negativo para el propio acreditado, toda vez que se debe marcar en las sociedades de información crediticia en dónde perdieron dinero los bancos con un acreditado y queda en el registro para futuras solicitudes.

Además, destacó el dinero que prestan las instituciones bancarias representa los ahorros de millones de personas, por lo que no se trata de recursos propios del banco.

“No se trata de sacrificar las utilidades de los bancos, se trata de mantener la solvencia de las instituciones bancarias, ese es el punto. No es que ahora los dueños van a regalar dinero porque ganan mucho dinero. Las utilidades de la banca en lo que va de este año se han contraído substancialmente”.

“La recomendación es cuidar el historial crediticio es hoy el tema más importante para los clientes de la banca en materia de crédito. Eso les va a dar seguridad y confianza de que cuando necesiten acceso al crédito en meses posteriores y con la incertidumbre de cuándo vamos a salir de la situación económica, es acceso a una fuente de liquidez invaluable”, dijo el presidente de la ABM.

Así mismo, comentó que se trata de un programa voluntario y personalizado para cada cliente, el cual se encuentra en análisis por cada banco, los que decidirán adherirse o no al programa de reestructuras anunciado por la Secretaría de Hacienda, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y el Banco de México.

“Es un programa voluntario de parte de los bancos porque el crédito es banco por banco y cliente por cliente, porque se trata de un tema muy personal, no se está lanzando un programa gremial, y por ello, la sugerencia a los acreditados que estén interesados en la reestructura, puedan acercase con su banco”.

El banquero aseguró que las instituciones de crédito tienen ya esquemas de reestructuras previos a los establecidos por la Secretaría de Hacienda y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y que con estos ya trabajan en los vencimientos que comenzaron a partir de agosto y principios de septiembre, es decir, previos al anuncio de los Criterios Contables Covid; así mismo, aseguró que la respuesta de los clientes ha sido positiva hasta el momento.

“Lo que indica que el diferimiento es algo que tomaron en cuenta para fortalecer su liquidez durante este periodo y el esquema de pagos lo están empezando a cubrir con lo convenido adicionalmente”, refirió.

Los llamados Criterios Contables Covid son una serie de medidas en apoyo a los clientes de bancos que contemplan la disminución de las tasas de interés, ampliaciones de los plazos y la disminución de saldos, con el propósito de hacer que los acreditados paguen una cantidad menor a lo que inicialmente tenían contemplado, así como un “tratamiento especial” para aquellos deudores dentro de las Sociedades de Información Crediticia (SIC), que en este caso son Buró de Crédito y Círculo de Crédito.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta