El comité organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio anunció este lunes que mantendrá el recorrido inicialmente previsto para el relevo de la antorcha olímpica, que arrancará en marzo de 2021, un año después del plan original.

La llama olímpica partirá desde la prefectura de Fukushima el 25 de marzo del próximo año, y recorrerá las otras 46 prefecturas de Japón en manos de los relevistas durante 121 días hasta encender el pebetero en el Estadio Olímpico de Tokio el día 23 de julio.

Se trata de un recorrido idéntico al que estaba previsto para este año antes de que se decidiera retrasar el evento hasta el próximo verano debido a la pandemia de COVID-19, según explicaron los organizadores en un comunicado.

La antorcha olímpica llegó a Japón a mediados del pasado marzo procedente de Grecia, aunque días después el COI y los organizadores nipones decidieron retrasar los Juegos.

Desde entonces, la llama olímpica permanece en territorio nipón, y fue exhibida en varios lugares, el último de los cuales es el Museo Olímpico de Tokio, frente al nuevo coliseo que servirá de sede principal para los Juegos.

Estaba inicialmente previsto que unos 10 mil corredores participaran en el relevo de la antorcha y, aunque todavía no se ha decidido el número de relevistas para 2021, los organizadores prevén dar prioridad a las personas que se registraron en un principio.

El comité organizador señaló, asimismo, que la ruta de la antorcha y las celebraciones previstas a su paso por cada localidad “podrían ser revisadas en función de la situación del COVID-19”.

Los anfitriones añadieron que están elaborando un conjunto de medidas de seguridad sanitaria para prevenir posibles contagios durante el relevo de la antorcha, que serán presentadas próximamente, en el marco de la estrategia general “para garantizar unos Jugos seguros para atletas y público”.

 

Esta nota originalmente se publicó en López-Dóriga Digital
Compartir

Dejar respuesta