Concluida la Feria del Libro Independiente, desarrollada con el lema “Comunidad en acción”, los editores que estuvieron presentes en el encuentro —organizado por la Alianza de Editoriales Mexicanas Independientes, con el apoyo del Fondo de Cultura Económica y el Antiguo Colegio de San Ildefonso—, hicieron un llamado a “impedir el cierre de editoriales y librerías independientes”.

“En este contexto de fragilidad e incertidumbre se subraya la necesidad de que los diversos actores del mundo del libro —entre los cuales los lectores ocupan un lugar central— actúen colectivamente para impedir el cierre de editoriales y librerías independientes, lo que tendría como consecuencia una menor bibliodiversidad y la erosión del patrimonio cultural que representan, así como dolorosas afectaciones laborales y humanas entre todos aquellos que aportan su creatividad e ingenio para publicar y vender libros”.

Frente a esta realidad, presentaron un documento denominado Declaración de los Editores Independientes, en el cual alertaron sobre la importancia de contar con un organismo gubernamental encargado de las políticas públicas relacionadas con el libro y la lectura, “que desarrolle programas de estímulo y fortalecimiento de la edición independiente por medio de coediciones transparentes y abiertas”.

“Las editoriales y librerías independientes, por sus aportaciones culturales, merecen apoyos financieros gubernamentales, ya sea en forma de créditos con tasas de interés favorables, que consideren como colateral el valor simbólico y no sólo el económico de las empresas, o en forma de exenciones fiscales encaminadas a superar la coyuntura adversa de la pandemia».

“Las librerías del Estado, tanto virtuales como físicas, en territorio nacional y en el extranjero, son una vitrina esencial para acercar la oferta de las editoriales independientes mexicanas a los lectores y para estimular la producción cultural del país. Expresamos nuestra disposición a colaborar con esas librerías para ampliar la exhibición y la presencia de las editoriales independientes”, se enfatiza en el documento.

Los editores independientes también celebraron la creación del Estímulo Fiscal a Proyectos de Inversión en la Edición y Publicación de Obras Literarias Nacionales, iniciativa de las editoriales independientes y “ejemplo de la interacción constructiva entre organismos gremiales y autoridades”, con un llamado a mejorar sus reglas de operación.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta