Dentro de los muchos rubros que se han paralizado como consecuencia de la pandemia por COVID-19 están los programas de donación y de trasplantes de órganos a nivel nacional. Actualmente, en México existen un total de 23,457 personas en lista de espera para recibir un trasplante. Con 17,398 solicitantes, el riñón es el órgano más demandado; le siguen la córnea con 5,679 personas en espera, y en tercer lugar está el hígado con 312 solicitantes.

En ese contexto, de acuerdo con el Primer Informe Semestral 2020 sobre donación y trasplante de órganos en México, presentando por el Centro Nacional de Trasplantes (CENATRA) de la Secretaría de Salud (SSA), el descenso en estas actividades comenzó desde principios de abril de 2020, cuando inició la contingencia sanitaria por el coronavirus.

Durante el primer semestre del 2020 se han registrado 557 donaciones concretadas de personas fallecidas, una cifra muy baja si se compara con los 1,227 que se registraron en el mismo período del 2019.

En el marco del Día Nacional de la Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos, la Dra. Karina Renoirte López, médico especialista en nefrología y Directora Médica de Servicios de Grupo PiSA, explicó que los pacientes que ya han sido trasplantados tienen un riesgo especial en esta pandemia ya que están sujetos a medicamentos inmunosupresores, que tienen como principal función suprimir el sistema inmune para que el cuerpo no rechace el nuevo órgano, por lo tanto los hace más vulnerables a poder contagiarse de COVID-19 o cualquier otra enfermedad estacional como influenza, dengue, zika o chikungunya.

“En el caso de las personas que aguardan para recibir un órgano y ser trasplantados, la mejor recomendación es esperar y continuar apegándose a los tratamientos de soporte de vida como la Diálisis Peritoneal (DP) y la Hemodiálisis (HD), para las personas que tienen Enfermedad Renal Crónica (ERC), pues hoy en día los hospitales son los lugares en donde se encuentra el mayor riesgo de contagio y aunque existen centros de salud que no son COVID y cuentan con altas medidas de seguridad e higiene, comenzar en este momento con un tratamiento que deprima el sistema inmune puede suponer un alto riesgo”, abundó Renoirte López quien también es médico docente adscrito al Hospital Civil de Guadalajara (HCG).

Por su parte, la Dra. Irma Luisa Ceja Martínez, médico especialista en medicina interna y Gerente Médico de Endocrinología y Nutrición de Grupo PiSA, dijo que los cuidados para aquellas personas que se encuentran bajo tratamientos inmunosupresores  son los mismos para toda la población en general: quedarse en casa, sana distancia, uso correcto del cubrebocas y lavado frecuente de manos, evitar sitios donde haya conglomeración de personas como reuniones familiares y de amistades, así como restaurantes y comercios en general.  También es importante que los familiares con los que se convive apliquen de manera estricta todas las medidas de protección debido a la especial vulnerabilidad de estos pacientes ante el COVID-19.

El pasado 21 de septiembre, el CENTRA publicó su “Boletín Informativo Especial Trasplantes y COVID-19” el que se reporta el número de caso confirmados de COVID-19; hasta esa fecha se ha presentado un total acumulado de 44 receptores de trasplante fallecidos por COVID-19 confirmado, así como 175 casos confirmados de los cuales, 154 corresponden a personas con trasplante de riñón, 11 de hígado, 4 de corazón, 1 de pulmón y 5 de córnea.

El boletín informa que los 175 casos de COVID-19 confirmado, se encuentran repartidos en las siguientes entidades: Ciudad de México (87), Puebla (31), Nuevo León (15), Guanajuato (11) y Jalisco (10); en los estados de Coahuila, Hidalgo, Estado de México, Querétaro y San Luis Potosí, se han presentado solamente tres casos en cada estado; mientras que en Michoacán son 2 y en Aguascalientes, Tabasco, Veracruz y Yucatán, se ha reportado un solo caso por estado.

Según datos de la misma Institución, en lo que va del 2020 ha realizado 996 trasplantes de córnea, 668 de riñón, 48 de hígado, 7 de corazón, 2 de pulmón y un trasplante de hígado y riñón.

Finalmente, el Estado de México, la Ciudad de México y Querétaro encabezan la lista de entidades con más donaciones concretadas de personas fallecidas en lo que va de este año; 54% de estas se dan en hospitales de Seguridad Social como el IMSS y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), 41% en centros de salud públicos y sólo el 5% se realizan en hospitales privados.

 

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia
Compartir

Dejar respuesta