Antes de la llegada de una vacuna exitosa contra el covid-19, la cifra de muertos podría duplicarse a dos millones, advirtió un funcionario de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Dijo que el impacto podría ser mayor sin una acción concertada para frenar el avance del coronavirus.

«El número del que habla (2 millones de muertes) no solo es imaginable, sino que lamentablemente es muy probable», dijo Mike Ryan, director del programa de emergencias de la OMS, en una sesión informativa el viernes.

Su evaluación se produjo cuando el número total de muertes en nueve meses desde que se descubrió el virus en China se acerca al sombrío hito de 1 millón de personas.

«No estamos fuera de peligro en ninguna parte, no estamos fuera de peligro en África», aseguró Ryan.

Agregó que no se debe culpar a los jóvenes de un reciente incremento en las infecciones pese a las creciente preocupaciones de que ellos conducen la propagación después de que relajaran las restricciones y cuarentenas alrededor del mundo.

«Realmente espero que no lleguemos a apuntar con el dedo: todo se debe a los jóvenes», aseveró Ryan. «La última cosa que un joven necesita es a un mayor pontificando y apuntando con el dedo».

Por el contrario, las reuniones a puertas cerradas de personas de todas las edades impulsaban la epidemia, dijo.

La OMS continúa las conversaciones con China sobre su posible participación en el esquema de financiamiento COVAX, diseñado para garantizar un acceso rápido y equitativo a nivel mundial a las vacunas covid-19, una semana después de que venciera el plazo de un compromiso.

«Estamos en conversaciones con China sobre el papel que pueden desempeñar a medida que avanzamos», dijo Bruce Aylward, asesor senior de la OMS y jefe del programa ACT-Accelerator para respaldar vacunas, tratamientos y diagnósticos contra el covid-19.

Las tratativas con China también incluyen la discusión sobre el posible suministro de vacunas al esquema por parte de la segunda economía más grande del mundo, afirmó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta