El jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, afirmó que la única esperanza que tiene México para salir delante de la crisis económica que dejará la pandemia del coronavirus es la inversión de la Iniciativa Privada (IP), y que para lograr mejor crecimiento debe existir una política de cero barreras a ésta.

Durante su participación en la Reunión Mensual del Comité Ejecutivo del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Romo señaló que hoy con las limitaciones presupuestales del gobierno donde el 13 por ciento del presupuesto de inversión pública está prácticamente en los proyectos estratégicos de la 4T, es necesario que los privados confíen en México.

“No tengo ninguna duda, a pesar de toda la dialéctica, de que el sector privado es la única esperanza para crecer en este país. El sector público no va a poder, no tiene los recursos para poder canalizar su dinero en el 90 por ciento de la responsabilidad que tiene hoy el sector privado”, aseveró.

Expuso que, si la inversión pública está etiquetada y el gasto público está restringido, “lo único que tiene México para crecer es la inversión privada, y del 100 por ciento de la inversión privada, el 90 por ciento es del sector privado nacional, y del 7 al 10 por ciento es la transnacional y extranjera, la cual es bienvenida y ojalá pueda ser más”.

“Hoy nadie va a hacer por México, lo que los mexicanos podamos hacer, y lo que se debe proponer es que hay que tener un gabinete que tenga una orientación a cero barreras a la inversión. Tenemos que ser unos promotores de la inversión privada, no tiene otra salida este país que darle certidumbre jurídica, normativa y física al sector privado nacional”, resaltó.

Romo expuso que, si México no cree en sus empresarios, difícilmente van a convencer a otros de invertir en el país. “Y en esto, estamos planteando en un contexto muy complejo, estamos haciendo medidas excepcionales. Tenemos que tener prácticamente cero barreras a la inversión privada, porque no hay otra forma de salir adelante”.

“Si podemos nosotros poner cero barreras a la inversión, y tener una actitud de un gabinete de apoyo a las iniciativas racionales que se presentan, yo creo que México tiene un futuro mucho más prometedor”, indicó.

Destacó que el espíritu del gobierno actual es que el sector privado sea lo menos dependiente del sector público, “el sector público, nos deberíamos de comprometer a darles a ustedes toda la certidumbre jurídica, física, normativa, para que sigan siendo el sector más dinámico y habló también del resto de los sectores privados”.

“Vamos a hacer una campaña, vamos a hablar del México posible, en donde todo se sustente en el sector privado, y me comprometo a ayudarlos por parte del gobierno en todo lo que podamos, porque va a ser la única forma de erradicar la pobreza, es con ustedes”, comentó.

Respecto a las expansiones fiscales, el jefe de la Oficina de la Presidencia, dijo que han trabajado en ser prudentes, “no nos dio mal resultado. México con el uno por ciento, vamos a decrecer entre 8 y 10 por ciento, con una diferencia, de que, tanto Alemania, Francia, EU, tienen tasas cercanas al cero o negativas y tienen monedas muy fuertes”.

“Si nosotros nos hubiéramos equivocado, como lo hizo Perú como lo hizo Brasil, del problema que traen del PIB y de presupuesto para enfrentar la pandemia en los próximos 18 meses, porque todo mundo asumió que la pandemia se terminaría rápido y al contrario vemos rebrotes”, aseguró.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta