Las autoridades migratorias de Estados Unidos dejaron de enviar a inmigrantes detenidas con un ginecólogo de Georgia acusado de realizar histerectomías sin consentimiento, informó un portavoz del gobierno el martes.

El doctor Mahendra Amin enfrenta acusaciones de realizar histerectomías y otros procedimientos a mujeres en el Centro de Detención del Condado Irwin que no pidieron o no comprendían qué haría la cirugía. Amin ha atendido a por lo menos 60 mujeres detenidas, dijo el martes Andrew Free, uno de los abogados que investiga la atención médica en la cárcel para inmigrantes.

Bryan Cox, portavoz del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), confirmó que Amin ya no atenderá a pacientes, pero no quiso dar comentarios adicionales debido a que la investigación de la inspección general del Departamento de Seguridad Nacional continúa abierta.

Mahendra Amin.

El Hospital del Condado de Irwin emitió un comunicado en el que defendió las acciones de Amin, asegurando que “desde hace tiempo es miembro del personal médico del Hospital del Condado de Irwin y ha tenido una buena reputación durante todo el servicio que ha brindado a la comunidad del condado de Irwin”.

El comunicado no hizo mención del papel de Amin como director general de MGA Health Management, una compañía que comenzó a administrar el Hospital del Condado de Irwin en 1996, de acuerdo con la página web del centro médico.

De acuerdo con el comunicado, Amin operó a dos mujeres detenidas que fueron referidas al hospital para practicarles histerectomías, operación que consiste en extraer el útero de una mujer. Heath Clark, abogado general del hospital, no respondió a preguntas sobre si Amin realizó histerectomías en casos en que las mujeres fueron referidas por otra causa inicial.

Clark tampoco indicó cuántos procedimientos había realizado que pudieron haber puesto en riesgo la capacidad de las mujeres de tener hijos, incluyendo la extracción de ovarios o de trompas de Falopio.

El abogado de Amin, Scott Grubman, no respondió a una solicitud de comentario.

Las acusaciones en contra del doctor fueron hechas en primera instancia en una denuncia interpuesta la semana pasada por una enfermera del Centro de Detención del Condado Irwin. La enfermera, Dawn Wooten, afirmó que muchas de las mujeres fueron llevadas con un ginecólogo, al que no identificó, y dijo que éste era un “coleccionista de úteros” debido a la gran cantidad de histerectomías que había realizado.

Al menos ocho mujeres fueron referidas con el doctor Amin desde 2017 para atención ginecológica, The Associated Press reportó el viernes.

Free dijo el martes que un equipo de abogados se había enterado de docenas de mujeres más que habían expresado sus inquietudes sobre el médico.

“Hace mucho se debió dejar de enviar mujeres con este médico y con las compañías que brindan servicios a su nombre”, declaró Free, quien añadió que le preocupa que las mujeres detenidas en las instalaciones puedan ser objeto de represalias por denunciar al doctor.

 

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia
Compartir

Dejar respuesta