El valor de producción de las empresas constructoras en cifras desestacionalizadas en julio de este año mostró un crecimiento mensual de 1.1 por ciento, con lo cual se suma el segundo periodo consecutivo de alza.

De acuerdo con el reporte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en junio el incremento en este indicador fue de 3.2 por ciento.

Este escenario es precedido por caídas en el sector, siendo abril el mes con el mayor descenso, de menos 18.7 por ciento, debido a que fue la temporada de mayores restricciones ante la pandemia por coronavirus.

A mediados de mayo, el gobierno declaró a la construcción una actividad esencial, por lo que pudo retomar sus operaciones, como son construcción de obras.

Con base en el reporte del Inegi, igualmente se especificó que en julio el personal ocupado en la construcción mostró un aumento mensual de 0.8 por ciento, que se suma al de junio, con un avance de 0.2 por ciento.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta