Omar Santiago Ricárdez 

 

Este jueves el Instituto de Investigaciones Históricas (IIH) iniciará un ciclo de conferencias virtuales de revisión y análisis de documentos sobre la historia de México en conjunto con la unidad Oaxaca de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). 

El ciclo denominado “Los laberintos del patrimonio histórico. Materiales, actores y circulación documental” se relaciona con el primer diplomado “Perspectivas interdisciplinarias desde la historia” desarrollado este año como primer programa en su tipo en el estado. Sin embargo, en esta ocasión las conferencias son abiertas a todo público interesado en la temática. 

Se trata de nueve sesiones de conferencias del 24 de septiembre al 20 de mayo del 2021 y serán impartidas por diferentes especialistas y se hablará de documentos pasados para dar a conocer esta información sobre todo a historiadores, para lo cual se requiere un previo registro y que se llevará a cabo mensualmente a través de la plataforma Webex. 

En nueve sesiones, una cada mes, se contará con la participación de especialistas del Instituto de Investigaciones Históricas: Raquel Güereca Durán, Gisela von Wobeser, María Elena Vega Villalobos, María Dolores Lorenzo Río, Patrick Johansson Keraudren, Felipe Castro Gutiérrez, Elisa Speckman Guerra, Rodrigo Moreno Gutiérrez y Federico Navarrete Linares. 

La primera conferencia del ciclo estará a cargo de aquel Güereca y se denominará “Los papeles perdidos de Analco: tierra, identidad y conflicto”. Será hoy a las 17:00 horas y se prevé tenga una duración de dos horas.  

El ciclo se basa en la reflexión de que los documentos del pasado se crearon en momentos extraordinarios en la vida de sus productores. No obstante, sus contenidos revelan aspectos extraordinarios, prácticas e ideas cotidianas que daban forma a las sociedades en que nacieron. 

La circulación de testimonios por diversos espacios, tiempos y manos hasta llegar a las nuestra produjo otra historia acaso más compleja, que dejó atrás las intenciones de su primera elaboración, enlazándolas con los avatares de sus diversas recepciones.

Compartir

Dejar respuesta