El gobernador den California, Gavin Newsom, decretó una orden ejecutiva para que la entidad prohíba la venta de automóviles nuevos que funcionan con gasolina o diésel a partir del año 2035, una estrategia para combatir la crisis climática basado en el compromiso adoptado por varios países europeos.

«Este es el paso más impactante que nuestro estado puede dar California para combatir el cambio climático», dijo el gobernador demócrata en un comunicado en el que destacó que el muy desarrollado sector transporte es responsable de más de la mitad de las emisiones de carbono en este estado, quinta economía mundial, añadiendo que los coches no deberían provocar enfermedades respiratorias con sus emisiones o empeorar los efectos de la crisis climática.

«Durante demasiadas décadas, hemos permitido que los autos contaminen el aire que respiran nuestros niños y familias», añadió. «Los californianos no deberían preocuparse si nuestros autos les dan asma a nuestros niños. Nuestros autos no deberían empeorar los incendios forestales (…) Los coches no deberían derretir los glaciares o elevar el nivel del mar amenazando nuestras apreciadas playas y costas».

La medida permitirá la venta de vehículos eléctricos, de pila de combustible e híbridos enchufables, que combinan motores eléctricos y de combustión. Según expertos de la industria, se espera que se vendan más de 1.6 millones de estos vehículos en 2020.

La orden de Newsom provocará la creación de normativas para que a partir del 2035 sean los coches «cero emisiones» los que se puedan vender, lo que según los cálculos de California reducirá más del 35 por ciento de las emisiones de gases con efecto invernadero y un 80 por ciento de óxidos de nitrógeno.

El gobernador de Gavin Newsom durante el anuncio del prohibición de autos de combustible. (AP)

Además, a partir de 2045 «todas las operaciones» de vehículos pesados y semipesados en California serán de cero emisiones «donde sea posible».

Esto no impedirá que los californianos tengan vehículos con motor de combustión interna o que los revendan en el mercado de segunda mano, según esta declaración que según Newsom, promoverá la innovación en el sector automotor y ayudará a bajar los precios de los vehículos limpios.

La costa oeste de Estados Unidos, y California en particular, recibe de desde el mes pasado el azote de gigantescos incendios que han dejado más de 30 muertos y miles de edificaciones destruidas.

Según el consenso científico, la escala excepcional de estos incendios forestales está en parte vinculada al cambio climático, que ha agudizado la sequía crónica y las condiciones meteorológicas extremas. Durante una visita al norte de California, el presidente Donald Trump, que ha expresado escepticismo sobre el cambio climático, dijo entonces: «no creo que la ciencia sepa realmente».

En Twitter, Newsom señaló que «California liderará la nación en este esfuerzo, uniéndose a otros quince países que se han comprometido a abandonar los coches que utilizan gasolina. Utilizaremos nuestro poder en el mercado para empujar la innovación en los vehículos sin emisiones y reducir los costes para todos».

Durante una conferencia de prensa, Newsom reconoció que aunque la mayoría de los fabricantes de automóviles tienen planes para electrificar sus gamas de vehículos, la prohibición de la venta de coches con motores de gasolina encontrará resistencia en el sector.

«Hay algunos fabricantes de automóviles que no lo entienden y están resistiendo el liderazgo de California como en el pasado», declaró Newsom.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta