Para aumentar la recaudación luego de la pandemia por coronavirus, no habrá persecución de contribuyentes, aseguró la jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro.

“No hay terrorismo fiscal; el SAT solo quiere dar certeza jurídica en materia fiscal para que también ellos se sientan tranquilos, no hay persecuciones y que inviertan, que inviertan y generen trabajo”, expuso la jefa del SAT.

Garantizó que el SAT no les cargará la mano a los contribuyentes de siempre y prueba de ello es que no habrá Reforma Fiscal.

Pero advirtió que pondrá énfasis en que los grandes contribuyentes se pongan al corriente o se autocorrijan.

“Buscar a todos los que no han pagado y que nos paguen. Existe un padrón de 12,500 grandes contribuyentes aproximadamente de los cuales este año revisamos 650, todavía faltan muchísimos grandes contribuyentes que revisar; a todo el que quiera pagar le abrimos las puertas y los brazos también para que nos paguen, pueden hacer cita a mis oficinas para que saquen una cita y nos sentemos a regularizar sin ningún problema, que no nos manden intermediarios”, comentó Raquel Buenrostro.

Indicó que prueba de que los contribuyentes que deben, quieren pagar, este año con las cartas invitación el SAT recaudó 60 mil millones de pesos.

La jefa del SAT añadió que para aumentar la recaudación el próximo año, la autoridad tributaria también concentrará sus esfuerzos en atacar el contrabando en aduanas e incrementará la vigilancia fiscal del comercio exterior. Solo por estas actividades estima recaudar 150 mil millones de pesos adicionales.

También aclaró que la iniciativa que se plantea en la miscelánea fiscal de que el SAT podrá tomar fotografías o videos en las visitas domiciliarias en sus fiscalizaciones, es solo para combatir empresas fantasma o aquellos que realizan operaciones simuladas para defraudar al fisco.

“Lo que hay que decirle a la gente es que esté tranquila porque no se refiere a la población en general sino es una medida que se usa para fortalecer el trabajo del auditor; que se permite al auditor entrar a ver todo”, dijo Raquel Buenrostro, jefa del Servicio de Administración Tributaria.

Expuso lo anterior en un encuentro con medios de comunicación donde aseguró que lo peor ya se vivió este año en México y el próximo año ya se tendrá vacuna, la gente estará trabajando, las fronteras estarán abiertas y en esa medida, la población debe tener tranquilidad.

Informó que de enero al mes de agosto los ingresos tributarios se ubicaron en 2 billones 262 mil pesos, una baja de 0.5% respecto a igual periodo del año anterior y a pesar de la pandemia.

Destacó que de esa recaudación lo que más contribuyó fueron los impuestos internos como IVA e ISR.

Las contribuciones internas crecieron con relación al año pasado 6.1%. Pero de enero agosto la recaudación por comercio exterior cayó 16.6%.

 

Esta nota originalmente se publicó en Noticieros Televisa
Compartir

Dejar respuesta