La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) afirmó que es preocupante que el presidente Andrés Manuel López Obrador, contradiga lo dicho por el subsecretario de la Secretaría de Hacienda, Gabriel Yorio, y descartar la contratación de deuda en caso de un rebrote de coronavirus en México.

En conferencia de prensa, el titular del organismo Gustavo de Hoyos indicó que ante un posible rebrote el país debe estar preparado para enfrentar las consecuencias que esto podría traer, ya que las secuelas de los efectos que ha dejado el coronavirus aún no tocan el punto más bajo de la economía y los empleos.

“Es preocupante que el jefe del Ejecutivo de manera recurrente exprese posiciones contradictorias a las que presenta el secretario del ramo. Podríamos decir que es un extremismo económico esta postura de no recurrir a ningún tipo de endeudamiento en una circunstancia como la actual, entonces el llamado al presidente es a que haga un análisis comparativo de otros países, y que les pida a sus expertos las alternativas”, dijo.

Expuso que será muy difícil que México en una circunstancia de rebrote de coronavirus salga sin consecuencias económicas, “lo que es evidente, es que debemos prepararnos de la mejor manera, hemos señalado que deben tomarse medidas precautorias para anticiparse al rebrote, y nuestra apuesta es que esto se lleve a cabo de una manera que afecte menos la actividad económica”.

9“Nos preocupa una postura de fundamentalismo económico, por parte del presidente, o debemos decir que esta posición, es de ultra ortodoxa, de ultra derecha, en un presidente que se dice preocupado por el bienestar social, por combatir los efectos de la pandemia”, afirmó De Hoyos.

Destacó que gobiernos de todo el mundo han entendido de la gravedad de los efectos de la pandemia, y han recurrido desde los ahorros hasta el financiamiento para combatir los efectos de la situación, “por eso parece inaudito que un presidente prefiera mantener una veneración bizantina a este tipo de cánones ultra ortodoxos, que recurrir a los instrumentos de política económica que tiene disponible un país”.

Pide exención de impuesto sobre nómina

El presidente de la Coparmex-CdMx, Armando Zúñiga, propuso al gobierno de la capital del país exentar del impuesto sobre nóminas a las empresas de octubre de 2020 a febrero de 2021, solo sobre los nuevos empleos.

Esto suponiendo que se lograra la recuperación de 200 mil puestos de trabajo formales, tendría para la CdMx un impacto en la recaudación de 3 mil 061 pesos por cada nuevo trabajador.

“Esto representaría casi la mitad de las erogaciones que el gobierno de la CdMx realiza mediante el programa emergente de microcréditos para actividades productivas de autoempleo, con el cual se otorgaron 10 mil 012 créditos a un gasto de 6 mil 414 pesos por persona apoyada”, indicó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta