Debido a la pandemia de coronavirus, la ceremonia presencial de entrega de los Premios Nobel fue anulada y será reemplazada por un acto televisado, algo que no ocurría desde 1944, durante la Segunda Guerra Mundial.

El próximo 10 de diciembre en Estocolmo, los premiados recibirán sus galardones a distancia, informó este martes la Fundación Nobel. Mientras que el anuncio de los prestigiosos premios tendrá lugar en las fechas previstas, entre el 5 y el 12 de octubre, en Estocolmo y Oslo.

«La idea es que las medallas y diplomas sean entregados a los galardonados en forma segura en sus países de residencia, probablemente con el apoyo de las embajadas y universidades de los laureados», explicó la Fundación Nobel, con sede en la capital sueca.

Para el Nobel de la Paz los organizadores mantienen el objetivo de celebrar una pequeña gala de formato muy reducido el 10 de diciembre en Oslo, había informado poco antes el director del Instituto Nobel noruego, Olav Njølstad.

En esa misma fecha se entregan en Estocolmo los premios de Medicina, Física, Química, Literatura, a los que se añade el premio de Economía, de creación más reciente.

«La última vez que no hubo ceremonia en Estocolmo fue en 1944», durante la II Guerra Mundial, explicó a Gustav Källstrand, historiador de la Fundación Nobel. «De todas maneras, este año habrá una ceremonia digital», subrayó.

Premios Nobel, a distancia por la pandemia

En 1940, 1941 y 1942 no se otorgó ningún premio ni hubo ninguna ceremonia, a pesar de que Suecia no participó en el conflicto. Los premios de 1944 fueron entregados retroactivamente en 1945.

Precisamente, no es seguro que los premios Nobel de la Paz puedan asistir a Oslo para recibir el prestigioso lauro este año y el Instituto Nobel considera la posibilidad de una ceremonia digital. Luego habrá una ceremonia presencial en fecha a definir.

La organización ya había advertido anteriormente que la ceremonia de premiación podría tener lugar en nuevos formatos este año, a causa de la pandemia de covid-19.

El Nobel consta de una medalla de oro, un diploma y una dotación de un monto de 9 millones de coronas suecas.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta