El martes 22 de septiembre México llegó a 100 días de bloqueos en vías férreas que se han acumulado durante 2020 en diferentes puntos del país, ante esto, la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) estimó que las pérdidas generadas en ese tiempo serán superiores a las registradas en 2019, cuando por día de intervención se perdieron 2 mil 500 millones de pesos, es decir que para este año pueden ser por 250 mil millones de pesos.

En entrevista con MILENIO, el presidente de la Comisión de Transporte del organismo empresarial, Felipe de Javier Peña señaló que de continuar con bloqueos en las vías de acceso por más tiempo, será catastrófico para el sector productivo del país y sobre todo se perjudica el suministro de alimentos a la sociedad en general.

“Si el año pasado, en términos reales, superamos los 2 mil millones de pesos por día, en el bloqueo más largo de 28 días, de los 64 que tuvimos en 2019, ya estimamos que las pérdidas de este año, deben estar en el orden de las del año pasado. Pero el tamaño de la afectación no lo podemos ver, hasta dentro de semanas. Las afectaciones son incuantificables todavía, pero en 100 días, definitivamente deben estar muy parecidas económicamente, o rebasando las de 2019”, aseveró.

Explicó que son 100 días de bloqueos en lo que va de 2020, en siete entidades del país; en 2019, fueron 74 días; en 2018 fueron 56 días de bloqueos, y en 2017 se contaron 32 días, “todos en Michoacán, a partir de 2020, se generalizan esta lamentable práctica a más entidades”.

“Al día de hoy, se tienen cinco puntos bloqueados, cuatro en Michoacán; Nueva Italia, Pátzcuaro, Uruapan y Maravatío y uno en Chihuahua. Con incrementos muy importantes en el número de días que dura cada bloqueo. En 2019 era de 5.3 días por bloqueo, hoy son de 11 días en promedio”, detalló Javier Peña.

El representante del organismo dijo que es difícil hacer una cuantificación económica hoy sobre las pérdidas por los bloqueos, “porque hay daños a la ferroviaria, empleo, tiempo, usar vías alternas para llegar a un destino. Y otra, es llegar al desabasto e incumplimiento de contrato con el comercio exterior”.

“Esto empieza a implicar pago por demoras en contenedores, sobrecostos por almacenamiento a granel en puertos, terminales, o por demoras marítimas, y el extremo que llegue a ser una afectación en la que la imagen del país, te lleve a no descargar en puerto mexicano e irse a otro país”, resaltó.

Detalló que las industrias más afectadas por los bloqueos son la agroindustrial; cementera; acerera; automotriz; química y energética, “todas las industrias de mayor nivel de productividad en el país”.

“Esto realmente no puede continuar, no puede ir más lejos, realmente sería catastrófico como imagen de país, el riesgo de afectación por falta de insumos en las plantas que están como esenciales pueden llevarnos a paros técnicos y llevarnos a situaciones graves de saturación de la movilidad de mercancía”, afirmó.

Expuso que es más preocupante que los insumos lleguen y se distribuyan, “no hemos cuantificado las pérdidas como lo hicimos el año pasado porque hemos estado más ocupados en que no falte y no se detenga la producción por el bien de la sociedad y economía”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta