Alexi Espinoza / Juan Carlos Medrano

 

Maestros de la Casa de la Cultura de Santa Lucía del Camino calificaron de inhumano al munícipe, Dante Montaño Montero quien desde mayo pasado no les ha cubierto su salario que asciende a un total de 108 mil pesos, mientras que ellos enfrentan la pandemia sin recursos y con el temor de no contar con dinero en caso de enfermarse.

El director de la institución, Enrique Guajiro López dijo que ocho empleados se encuentran en las mismas circunstancias, los cuales necesitan dinero para mantener a su familia, pero el presidente municipal Dante Montaño simplemente los ignora.

Expresó que, para colmo, el edil ha anunciado el cierre definitivo de la Casa de la Cultura al considerarla una carga por lo que dejará sin trabajo a los mentores y sin formación cultural a decenas de alumnos que sí desean cultivarse en un género de las Bellas Artes.

Los inconformes aseguran que ya les prohibieron la entrada al lugar y ha sido desmantelada el área de la sala de exhibición para construir en su lugar un refugio para mujeres violentadas. “No nos oponemos que las mujeres de Santa Lucía tengan un espacio así, sólo que en otro sitio”, expresaron.

“Aunque sea debajo de un árbol, pero el municipio no puede quedarse sin un área de cultura pues es una alternativa de bajar los índices delictivos, y darle nuevas oportunidades a los niños y jóvenes frente a la proliferación de bares, cantinas y la prostitución”, expresaron.

En tanto, Montaño Montero quien en su periodo ha incurrido en una serie de desatinos y ha sido sancionado por la autoridad electoral por violencia de género descartó el cierre de la Casa de la Cultura del municipio, la cual suspendió temporalmente sus talleres debido a la pandemia.

Maestros, denuncian a Dante.

En entrevista, el edil aclaró que a pesar de lo que algunas personas quieren hacer creer, el proyecto cultural santalucense continúa, y la Casa de la Cultura es un eje fundamental para hacerlo.

“Es importante aclarar que el proyecto de cultura no se suspende, simplemente dadas las circunstancias que todos conocemos estamos poniendo por encima la salud de las niñas y los niños de Santa Lucía”, puntualizó.

 

Sé que los padres entienden que hay prioridades y el gobierno tiene la responsabilidad de maximizar los cuidados, cuando lo más difícil quede atrás retomaremos los cursos y las actividades propias del área cultural, dijo.

Afirmó que en estos momentos lo más importante es proteger a la niñez de Santa Lucía y a sus familias, en este momento tan difícil no solo para nuestro municipio, sino para toda la humanidad.

Aseguró que cuando el semáforo este en verde y se retome por completo la nueva normalidad, la Casa de la Cultura volverá a abrir sus puertas.

 

TDG/WLT
Compartir

Dejar respuesta