“Construir para Educar” es un proyecto de Iberdrola México con el que invertirá 80 millones de pesos durante los próximos 5 años para reconstruir 50 escuelas en Oaxaca

CIUDAD DE MÉXICO.

A pesar de la pandemia por covid-19, Iberdrola México entregó la primera escuela de la iniciativa “Construir para Educar”, un programa anunciado en diciembre pasado en el que la empresa energética se comprometió a invertir 80 millones de pesos durante los próximos cinco años para la reconstrucción de 50 escuelas afectadas por los terremotos ocurridos en septiembre de 2017.

Esta primera entrega se hizo en la escuela Secundaria Técnica No. 113, en La Ventosa, cuya construcción incluyó una cafetería, cancha de usos múltiples y pórtico de entrada. Con estos trabajos, se beneficiarán directamente 210 alumnos.

«Nos sentimos realmente orgullosos de poner este granito de arena y seguiremos trabajando en este proyecto para cumplir la meta que nos fijamos para 2024. Nuestra prioridad es que nuestros niños puedan volver a sus escuelas en condiciones dignas y para aprender y tener un futuro mejor», Álvaro Velázquez, encargado del área de gestión de activos de Iberdrola México.

Ya se trabaja en dos escuelas más de la región de Santo Domingo Tehuantepec, en beneficio directo de otros 325 alumnos. Las obras que se realizan en estas instalaciones incluyen reparación de aulas, reconstrucción de módulos sanitarios, cisternas, muros perimetrales, reparación de grietas, colocación de luminarias y muebles, con una inversión total superar a los 6.4 millones de pesos.

El mes de septiembre de 2017 quedará marcado en el imaginario de los mexicanos para siempre. Minutos antes de la media noche del día 7, un terremoto de magnitud 8,2 sacudió las entrañas de la Tierra, surgiendo el epicentro en el Golfo de Tehuantepec, en Chiapas. Hubo más de cien fallecidos, 900 heridos y alrededor de 2 millones de afectados no sólo en donde se originó, también en otros estados aledaños, como Oaxaca.

Los sismos de 2017 dañaron más de 4 mil escuelas en Oaxaca.

12 días después, inesperadamente en el aniversario del 19 de septiembre, un nuevo terremoto sacudió violentamente al país, sobre todo en la zona centro y sur con epicentro en Puebla y Morelos y una magnitud de 7,1. Se perdieron más de 3 mil vidas en el centro del país, así como en estados aledaños, incluyendo una vez más a Oaxaca.

Los daños materiales de ambos movimientos telúricos ascendieron a más de 10 millones de pesos, con pérdidas importantes en infraestructura en todos los estados afectados.

En Oaxaca, los sismos ocurridos el 7 y 19 de septiembre de 2017 provocaron daños a más de 4 mil escuelas, de las cuales solo el 45 % han sido reconstruidas, de acuerdo con el Instituto Oaxaqueño de Infraestructura Física Educativa (IOCIFED).

“Construir para Educar” fue anunciado en diciembre pasado por el CEO de Iberdrola México, Enrique Alba, en un evento en el que participaron el jefe de la oficina de la presidencia, Alfonso Romo; el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, y el presidente de la CONCAMIN (Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos), Francisco Cervantes.

“En Iberdrola México, estamos convencidos de que la educación es fundamental para el desarrollo del sur-sureste. Por ello, la iniciativa privada debe ayudar al sector público para lograr que el 100% de los niños oaxaqueños vuelvan a sus aulas lo antes posible”, señaló Alba.

“Este tipo de iniciativas, en las que colaboran el sector público, la iniciativa privada y la sociedad civil, son indispensables para impulsar el crecimiento económico y el bienestar de los mexicanos”, aseguró Alfonso Romo.

Este programa permitirá que 10,000 estudiantes regresen a las aulas para continuar una educación de calidad en espacios seguros.

Por su parte, el gobernador Alejandro Murat, reafirmó su compromiso con los niños y la educación de Oaxaca, tras reconocer que aún hay mucho trabajo por hacer para restablecer la infraestructura educativa del estado. “Este esfuerzo, en conjunto con Iberdrola México, permitirá que 10,000 estudiantes regresen a las aulas para continuar con una educación de calidad en espacios adecuados”, indicó.

Este proyecto forma parte de los esfuerzos de la compañía por apoyar al Pacto Oaxaca, impulsado por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador y la CONCAMIN para detonar el crecimiento de la región sur-sureste del país.

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior
Compartir

Dejar respuesta