La Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), exigió justicia y castigo a los responsables de la represión de Nochixtlán en el 2016.

Luego de instalar una ofrenda floral en el llamado “Monumento a los caídos” en esta población, llevaron a cabo un mitin virtual para evitar contagios a consecuencia del Covid-19.

Demandaron que se apliquen las leyes al ex gobernador Gabino Cué Monteagudo y al ex presidente Enrique Peña Nieto, a quienes señalaron de ordenar el ataque armado que dejó un saldo de ocho personas muertas y más de 100 lesionados.

Además, demandaron que se continúe con las investigaciones para sancionar y encarcelar a toda la cadena de mando que provocó las afectaciones al tratar de imponer lo que el magisterio denominó como la “mal llamada reforma educativa”.

Señalaron que el aislamiento al que se tienen que sumar debido a la pandemia del Covid-19, no debe ser motivo para quedarse callados, y debe mantenerse la exigencia de justicia por la masacre de Nochixtlán.

Lamentaron la situación que se está viviendo ya que debido a la enfermedad, muchas personas han perdido la vida, y por ello demandaron a las autoridades que apliquen los recursos e insumos que se requieren para los médicos y para que las escuelas puedan tener las condiciones adecuadas para que se pueda tener un retorno de manera correcta y con seguridad para estudiantes y profesores.

Compartir

Dejar respuesta