Triquis de San Miguel y San Juan Copala, denunciaron que tras haber sido expulsados de sus localidades durante el gobierno de Ulises Ruiz Ortiz, no han logrado obtener mecanismos para poder regresar a sus comunidades pertenecientes a Juxtlahuaca, de forma segura.

El representante, Manuel Escalante de la Coordinadora Internacional, Solidaridad y Presos Políticos del Mundo, señaló que cuando se presentó el conflicto en sus localidades, el gobierno estatal de esa época, no realizó lo que debía, provocando que se quedaran en la calle sin un lugar seguro para vivir.

Además, lamentaron que se registrara persecución en su contra, “pues se metieron a la cárcel a algunos de sus compañeros, varios siguen en prisión, acusándolos de delitos que no cometieron”, señaló.

Demandó apoyos para superar sus adversidades, ya que tienen que vivir en diversos partes, como en el corredor de palacio de gobierno, en algún terreno que les prestan, pues no tienen forma de adquirir una propiedad.

Compartir

Dejar respuesta