Erika Martínez, una de las representantes del movimiento feminista, habló para MILENIO sobre las acusaciones de Yesenia Zamudio y las razones por las que abandonó el lugar, luego de mantenerse atrincheradas en la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

“Nosotras no tenemos ninguna polémica, ningún problema con ella. Ella decidió irse así como el día que ella decidió llegar, dos días después de la toma, así también se fue.

​»Ayer llegó después de la entrevista con la señora Sánchez Cordero y simplemente informó en una forma colectiva que ella se retiraba porque la habían amenazado y no sabemos por quién o no nos dio ninguna explicación. Simplemente se fue”, explicó Erika Martínez, madre de una víctima desaparecida y que se encuentra con la colectiva Bloque negro.

Tras la ruptura que inició por las declaraciones de Zamudio durante el “antigrita”, en la que se confrontó las opiniones de las colectivas, Zamudio se enfrascó con Martínez en una discusión donde se acusaron de hacer mal uso de los recursos con los que contaban.

“En respuesta a lo que ella estaba diciendo, que todos los depósitos se estaban haciendo a mi cuenta, le dije que yo tengo ahí las cuentas, que cuando guste de mi cuenta. Yo tengo ahí todo lo que se ha gastado y lo que ha entrado. El día que guste se se lo puedo mostrar y pues de este lado hay cuentas claras”, abundó.

Martínez aseguró que a pesar de este cambio, el movimiento no está debilitado y mantendrán la toma de las instalaciones de la CNDH, pues “al contrario, hemos recibido muchas muestras de apoyo. Creo que esto, al contrario, nos ha unido más. Nosotros seguiremos aquí en la lucha y más fuertes que nunca”

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta