El Zócalo y la Alameda de León fueron cercados por la Policía Municipal, para que la población no llegue a descansar en esta zona, ya que se corre el riesgo de que caiga en cualquier momento, otro árbol.

Luego de la caída de un laurel de la India frente al portal Benito Juárez, se realizan labores para retirar sus ramas, pero aún el pesado tronco sigue tirado en este lugar

Autoridades realizan dictámenes para verificar el estado del resto del arbolado, el cual se encuentra afectado por plagas, lo que implica el riesgo de caer y provocar daños a la población.

Integrantes de organizaciones que se encuentran en plantón en la zona, se niegan a retirarse, mientras que el acceso a los restaurantes se realiza a través de los portales para evitar complicaciones.

 

TDG/WLT
Compartir

Dejar respuesta