Como si fuera día de fiesta, cientos de habitantes de la ciudad de Oaxaca y de poblaciones circunvecinas inundaron este jueves 17 de septiembre las calles de la ciudad, para realizar actividades diversas, sobre todo, en las instituciones bancarias.

A los ciudadanos pareciera no importales que Oaxaca siga en semáforo naranja y se haya  alcanzado la cifra de 15 mil 030 positivos a Covid-19 con un total de mil 374 decesos, la cosa es abandonar el confinamiento, realizar compras, visitar a los familiares o sólo salir por salir.

Así, este jueves las negociaciones tienen abiertas sus puertas, también las instituciones bancarias, los mercados, además de que los vendedores ambulantes ocupan sus lugares en calles del Centro Histórico, lo que genera alta concentración de personas.

Los únicos lugares que se mantienen cerrados son las instituciones educativas, museos y algunos templos católicos.

En las calles puede observarse un número importante de visitantes que han llegado a la capital aun con las condiciones que se tienen y el alto riesgo de contagio que se presenta ya que la entidad se encuentra en semáforo epidemiológico naranja.

 

TDG/WLT
Compartir

Dejar respuesta