Tras el aumento en los casos de Covid-19 en su municipio y tras dar positivo a la enfermedad, el presidente municipal de Santiago Juxtlahuaca, Nicolás Feria Romero implementó un programa de 40 días para tratar de contener los casos de contagio, entre los cuales se prohíbe la instalación de tianguis y el baratillo.

Se prohíbe, además, la instalación de comerciantes que no sean de esa micro región y quienes sí se instalen solo será en un horario de 5 de la mañana a 4 de la tarde; asimismo, los comercios no esenciales como ferreterías, refaccionarias, mezcalerías, papelerías, tiendas de celulares entro otras, podrán abrir de 7 de la mañana a 4 de la tarde.

Mientras que todos los lugares de venta de alimentos como restaurantes, fondas, loncheras, etcétera, abrirán de 8 a 4 y sólo al 30 por ciento de su capacidad.

En el mismo sentido los bares, cantinas, billares, gimnasios, espacios públicos, religiosos y demás, quedan cerrados hasta nuevo aviso y se prohíben reuniones, aglomeraciones y cualquier tipo de concentraciones de personas, debido al semáforo epidemiológico en naranja.

Vale la pena señalar que hace dos días el presidente municipal anunció a través de sus redes sociales que él y sus padres, dieron positivo a Covid-19, por lo que ya se encuentran de acuerdo al protocolo, en aislamiento voluntario.

TDG/WLT

Compartir

Dejar respuesta