LONDRES.

La isla caribeña de Barbados quiere destituir a la reina Isabel II como su jefa de Estado y convertirse en una república, dijo el gobierno, reviviendo un plan discutido varias veces en el pasado.

Barbados, una antigua colonia que obtuvo su independencia en 1966, ha mantenido un vínculo formal con la monarquía británica, al igual que otros países como Canadá, Australia y una serie de naciones caribeñas que alguna vez fueron parte del imperio británico.

Ha llegado el momento de dejar completamente atrás nuestro pasado colonial”, dijo la gobernadora general de Barbados, Sandra Mason, en un discurso en nombre de la primera ministra del país, Mia Mottley.

El gobernador general representa a la reina en eventos formales.

Los habitantes de Barbados quieren un jefe de Estado de Barbados. Esta es la máxima declaración de confianza en quiénes somos y en lo que somos capaces de lograr. Por lo tanto, Barbados dará el siguiente paso lógico hacia la soberanía total y se convertirá en una República para cuando celebremos nuestro 55º aniversario de la independencia”, anunció Mason.

Ese aniversario llegará en noviembre del próximo año.

El Palacio de Buckingham dijo que el tema es un asunto de la gente de Barbados.

El Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido dijo que Barbados debía tomar la decisión.

Barbados y el Reino Unido están unidos en nuestra historia, cultura, idioma y mucho más compartidos. Tenemos una asociación duradera y continuaremos trabajando con ellos junto con todos nuestros valiosos socios caribeños ”, dijo una portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores.

TRATA DE ESCLAVOS

Barbados seguiría el ejemplo de Trinidad y Tobago, Dominica y Guyana para convertirse en república.

Los tres siguen siendo parte de la Commonwealth, una asociación voluntaria de 54 países, en su mayoría antiguas colonias británicas, que está encabezada formalmente por la reina.

Se espera que Barbados también siga formando parte del Commonwealth.

Tomada por primera vez por Inglaterra en 1625, Barbados permaneció en manos británicas a diferencia de otras islas caribeñas por las que se disputaron los españoles, británicos, holandeses, franceses y estadunidenses.

Los colonialistas británicos utilizaron la tierra para la producción de caña de azúcar y la isla se convirtió en un foco de la brutal trata transatlántica de esclavos, ya que los propietarios de las plantaciones embarcaban africanos capturados como esclavos para trabajar en los campos.

Según el Museo y Sociedad Histórica de Barbados, en la década de 1670 los africanos esclavizados superaban en número a los blancos en una proporción de casi 10 a uno.

Muchos africanos no sobrevivieron al horrendo paso marítimo hacia el Caribe y soportaron condiciones espantosas en las plantaciones.

Mientras tanto, los dueños de esclavos se hicieron enormemente ricos.

La esclavitud fue abolida en Barbados en 1834 y la plena libertad de la esclavitud se celebró en 1838.

La población actual de menos de 300 mil habitantes es abrumadoramente de ascendencia africana. Parte de la influencia pasada del Reino Unido sigue siendo evidente: las ciudades tienen nombres como Hastings, mientras que el deporte del cricket es muy popular.

El Reino Unido, que alberga una gran comunidad de personas de ascendencia caribeña, recientemente ha estado pasando por un ajuste de cuentas con su papel en el comercio de esclavos.

Varias estatuas de traficantes de esclavos han sido derribadas, ya sea por manifestantes o por las autoridades.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior
Compartir

Dejar respuesta