En julio, la producción de acero crudo en América Latina continuó mostrando una mejora con un aumento de 20 por ciento, con respecto a junio, pero se mantiene 9 por ciento por debajo del mismo mes de 2019, luego de que la región es una de las más afectadas por la pandemia de coronavirus SARS-CoV-2, que causa la enfermedad covid-19, de acuerdo con la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero).

México, Brasil y Argentina, los tres principales productores la región registraron un aumento de 700 mil toneladas en comparación con junio. La producción deaceros largos creció el 17 por ciento, frente al 3 por ciento de planos, mientras que se mantiene deprimida la producción de tubos sin costura, que experimentó una baja del 26 por ciento, con relación al mes anterior y del 69 por ciento, respecto a julio del año pasado, como consecuencia de la crisis que atraviesa el sector de la energía.

En el segundo trimestre del año las importaciones de acero en América Latinarepresentaron 39 por ciento del consumo, con lo que superó 36 por ciento del mismo trimestre del año anterior, al considerar que gran parte de las importaciones llega en condiciones de comercio desleal, Alacero reiteró su llamado a los gobiernos de la región para enfrentar ese reto.

La balanza comercial latinoamericana durante el segundo trimestre sufrió una disminución de 21 por ciento en comparación con los tres primeros meses de 2020, pasando de 15 mil 641 millones de toneladas a 12 mil 410 millones de toneladas.

“El aumento de las exportaciones y la caída de las importaciones entre mayo y junio en México pueden ser señales positivas sobre las expectativas en el mercado relacionadas con la recuperación de Estados Unidos”, refirió Alacero.

La recuperación también se observa en el consumo, registró un crecimiento de 6 por ciento respecto al mes anterior y alcanzó 4 mil 368 millones de toneladas en junio; aunque en el comparativo anual reporta una caída de 16 por ciento.

En México, el valor de la producción de las constructoras creció 2.4 por ciento en términos reales en julio con relación al mes anterior.

“Las cifras de julio indican que el sector de la construcción está repuntando más rápido y que la inversión en infraestructura es uno de los motores clave para la recuperación de la economía, comentó Francisco Leal, director general de Alacero.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta