¿Es posible que exista la vida en Venus? Antígona Segura Peralta, investigadora del Instituto de Ciencias Nucleares de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aborda el tema, luego de que un grupo de astrónomos internacionales de la Universidad de Cardiff descubrieran que las nubes altas de este planeta contienen fosfina, un gas que en la Tierra sólo se produce a nivel industrial o por microbios que prosperan en entornos libres de oxígeno.

El pasado 14 de agosto un grupo de investigadores del Observatorio Europeo Austral reportaron a través de la revista Nature Astronomy que detectaron moléculas de fosfina en Venus. Tras el descubrimiento, la investigadora de la UNAM explicó que la presencia de fosfina no significa que exista vida microbiana en el planeta vecino a la Tierra.

La investigación del equipo de científicos, liderado por la profesora Jane Greaves, indica que Venus presenta procesos químicos y geoquímicos nunca antes descubiertos y desconocidos en el planeta.

“La fosfina es un átomo de fósforo con cuatro átomos de hidrógeno, una molécula muy sencilla. Jane Greaves lo primero que hizo fue dudar, pues la fosfina no debería estar en Venus, no hay reacciones químicas que expliquen su presencia”, detalló la astrobióloga en la conferencia remota Química inesperada en Venus.

¿Qué indica la existencia de fosfina en Venus?

Antígona Segura Peralta mencionó que si bien se encontró grandes cantidades de fosfina en Venus, esto no significa que halla vida, además señaló que podría haber microorganismos produciendo este gas en el planeta.

“Claramente lo que hay es una gran cantidad de fosfina que no podemos explicar por ninguna reacción considerada. Otra explicación es que hubiera microorganismos produciéndola, ¿por qué? Porque en la Tierra, especialmente en ambientes acuosos donde hay lodo sin oxígeno, se produce fosfina, y suponemos que lo hacen organismos que no usan oxígeno como lo hacemos todos los organismos multicelulares”, precisó Segura Peralta.

La investigadora también señaló que, incluso, la producción de fosfina en el planeta Tierra no es del todo clara, pues se asocia que la existencia de este gas se debe a la actividad bacteriana; sin embargo, «se desconoce exactamente qué organismos la producen y bajo qué mecanismos».

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta