A partir del próximo lunes, Oaxaca regresará al semáforo epidemiológico naranja por contagios de Covid-19, lo que implica riesgo alto de contraer el coronavirus.

Las actividades en este color deberán ser restringidas, y sobre todo, mantener las medidas preventivas para frenar los contagios, y evitar al máximo las concentraciones de personas.

Sin embargo, en los últimos días se ha registrado una alta afluencia de personas que salen a las calles a realizar todo tipo de actividades, incrementando los riesgos.

Incluso, puede observarse a turistas que recorren los sitios de atractivo de la capital oaxaqueña, y acuden a los mercados para adquirir artesanías, así como el tradicional mezcal, chocolate, mole o chapulines.

La afluencia de personas continúa siendo alta en el fin de semana, incrementándose en zonas como la Central de Abasto y las plazas comerciales.

Los Servicios de Salud de Oaxaca han llamado a mantener medidas preventivas como el uso de cubrebocas, lavado de manos constante así como evitar lo más posible salir a las calles.

Compartir

Dejar respuesta