La organización 23 de Octubre, exigió la mañana de este jueves la intervención de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, a 10 años del asesinato de su  dirigente Heriberto Pazos Ortiz.

Con una protesta, afirmaron que el caso se mantiene en la impunidad, sin que tengan la atención que requieren para lograr castigo a los responsables materiales e intelectuales.

Acusaron que no se ha realizado un procedimiento judicial correcto, lo cual consideran que es un agravio y una violación a los derechos de los ciudadanos, por lo que mantendrán su exigencia.

Señalaron que este caso no ha tenido justicia, pero tampoco el de otros dirigentes sociales que han sido asesinados, por lo que demandaron que se apliquen las medidas correctas para lograr una solución.

 

TDG/WLT
Compartir

Dejar respuesta